Otros estrenos (5 junio 2015)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 22 de mayo.

Misericordia: Los casos del departamento Q
Kvinden i buret

Director: Mikkel Nørgaard.
Guion: Nikolaj Arcel.
Intérpretes: Nikolaj Lie Kaas, Fares Fares, Mikkel Boe Følsgaard, Sonja Richter, Marijana Jankovic, Søren Pilmark, Troels Lyby, Patricia Schumann.
97 min.
Adultos.
(VX)

Misericordia es la primera novela de una serie policiaca –anuncian diez libros– del escritor de best-sellers Jussi Adler-Olsen. Cae de lleno en la corriente de las novelas negras nórdicas de las que fue exponente la saga Millennium, después llevada al cine. En el caso presente, las novelas son de corte clásico: un detective asocial se enfrenta a una tarea desagradable y tiene que colaborar con un colega completamente distinto.

Estamos ante un thriller muy negro y depresivo. Correcto, bien realizado, su trama esconde pocas sorpresas; el guion juega más con las motivaciones de unos y otros, con un eficaz recurso al flash-back y, sobre todo, con los duelos entre los dos protagonistas. Fernando Gil-Delgado.

Requisitos para ser una persona normal

Directora y guionista: Leticia Dolera.
Intérpretes: Leticia Dolera, Manuel Burque, Silvia Munt, Jordi Llodrá, Alexandra Jiménez, Miki Esparbé.
85 min.
Jóvenes.
(SD)

La actriz Leticia Dolera debuta con una personalísima –quizás demasiado– película que, dentro de su buscado y conseguido histerismo, tiene más de un logro. La historia es pequeña, la de una chica y una lista de requisitos para entrar en la casilla de gente normal y evitar la de bicho raro: tener trabajo, pareja, dinero, aficiones y amigos. La cinta es una crítica –amable pero no por eso menos incisiva– al postureo que nos rodea: una sociedad que no deja de publicar libros de autoayuda y editar listas con consejos para ser feliz mientras su superficialidad le empuja a centrar la felicidad… en una cata de gin-tonics.

Lo mejor de Requisitos es que se ríe de sí misma. Una comedia divertida, de situaciones bien escritas, de personajes bastante más originales de los que se ven por la pantalla y alejada de algunos convencionalismos que parecen peajes obligados. Ana Sánchez de la Nieta.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares