Otros estrenos (29 enero 2016)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 29 de enero.

Pesadillas
Goosebumps

Director: Rob Letterman. Intérpretes: Odeya Rush, Jack Black, Amy Ryan, Halston Sage, Jillian Bell. Guión: Scott Alexander, Carl Ellsworth, Larry Karaszewski, Darren Lemke. 103 min. Jóvenes. (V)

Zach se ha trasladado con su madre a Geendale, un pequeño y aburrido pueblo. Por fortuna para él, nada más llegar descubre que tiene una vecina de su edad, Hannah, preciosa por más señas, hija R.L. Stine, un escritor muy, pero que muy extraño, cuyos secretos vale la pena investigar, tanto más cuanto que se lo prohíben.

R.L. Stine es el nombre auténtico de un escritor norteamericano, autor de una colección de Pesadillas, breves novelas de terror para el público joven, casi infantil; las novelas fueron un éxito y pasaron rápidamente a la televisión. Rob Letterman, experto en animación digital, dirige este homenaje a R.L. Stine, que hace un cameo en esta cinta, y a quien da vida Jack Black. La interpretación de Black, como casi todo en esta cinta, es deliberadamente exagerada, pero no le falta gracia, tiene interés y ritmo. Fernando Gil-Delgado.

 

Embarazados

Directora: Juana Macías. Guion: Juana Macías, Juan Moreno, Anna R. Costa. Intérpretes: Paco León, Alexandra Jiménez, Elisa Mouliaá, Karra Elejalde, Alberto Amarilla, Ana Labordeta, Iñaki Font, Ainhoa Aierb. Adultos. (XD)

Alina tiene 36 años, es community manager, desarrolladora web y freelance; Fran es director creativo. Son una pareja bien avenida y consolidada. Desde hace un año intentan tener un hijo que no llega y parece que no va a llegar. El ginecólogo les recomienda que se sometan a una fecundación in vitro… y ahí empiezan los problemas… y no pequeños.

Juana Macías acierta al abrir –quizás no de una manera muy explícita y quizás ni siquiera de forma consciente– una serie de interrogantes de máxima actualidad sobre el modo de afrontar la paternidad. Y se hace patente el desconcierto de toda una generación que resuelve profundos dilemas morales preguntando a Google. La cinta se beneficia de dos buenos actores pero naufraga en su recurso al tópico más barriobajero. Una película demasiado dramática para colar como comedia y demasiado tosca y superficial en su desenlace para juzgarla como una película seria. Ana Sánchez de la Nieta.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares