Otros estrenos (2 diciembre 2011)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 2 de diciembre.

Happy Feet 2
Happy Feet Two

Director: George Miller. Guión: George Miller, Gary Eck, Warren Coleman, Paul Livingston. Animación. 100 min. Todos.

La secuela de Happy Feet es un monumento a la pereza. Se han limitado a calcar la historia e incluir el formato 3D. Bailes, canciones y poco más. Un guión lastimoso, con unas gambas que no se sabe muy bien qué pintan y un conflicto principal que revela una preocupante falta de imaginación. Todo lo contrario a Arthur Christmas. Pero es una producción Aardman (Wallace & Gromit), que juega en otra liga. Fernando Gil-Delgado.


Acero Puro
Real Steel

Director: Shawn Levy. Guión: John Gatins. Intérpretes: Hugh Jackman, Dakota Goyo, Evangeline Lilly, Anthony Mackie. 127 min. Jóvenes.

El director de Noche en el museo, bajo la tutela de Spielberg y Zemeckis, adapta un relato de Robert Matheson sobre las aventuras de un viejo robot sparring de boxeadores. Apenas se reconoce el relato original: hay una historia para gente joven, de boxeador adulto que descubre a su hijo –en la línea de Campeón–, y otra del humilde que se enfrenta al poderoso –en la de Rocky–. Realización eficaz, con efectos impresionantes y un robot y un niño que caen simpáticos. La película tiene un personaje protagonista fastidiosamente anodino. Otro error de Hugh Jackman. Fernando Gil-Delgado.


El verano de Martino
L’estate di Martino

Director: Massimo Natale. Guión: Giorgio Fabbri. Intérpretes: Luigi Ciardo, Treat Williams, Matilde Maggio, Matteo Pianezzi. 90 min. Adultos. (X)

No se sabe bien lo que pretende el director de esta ópera prima en clave nostálgico-dramática que recrea el verano de un adolescente, con tópica iniciación sexual y una relación de amistad que se establece con un militar norteamericano surfero. Un telefilme con muy poco recorrido y una realización elemental. La referencia a los atentados terroristas acaecidos en Italia en 1980 no hay quien la entienda. El tono de realismo mágico es cursi, como la película. Alberto Fijo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares