Otros estrenos (19 febrero 2016)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 19 de febrero.

Deadpool

Director: Tim Miller. Guion: Rhett Reese y Paul Wernick. Intérpretes: Ryan Reynolds, Gina Carano, Ed Skrein, Brianna Hildebrand, Morena Baccarin, T.J. Miller, Rachel Sheen, Paul Lazenby, Sean Quan. 106 min. Adultos. (VXD)

Ex miembro de las fuerzas especiales, Wade Wilson se convierte en un violento matón de poca monta, liado con una prostituta. Cuando le diagnostican un cáncer terminal, acepta la propuesta de un tipo misterioso, que le dota de unos superpoderes de curación inmediata, pero le desfiguran el rostro y aumentan su agresiva inestabilidad emocional y su grosera verborrea. Desde entonces, su obsesión es matar al hombre que casi destruye su vida.

Creado para la Marvel en 1991 por el dibujante Rob Liefeld y el escritor Fabian Nicieza, el antihéroe Deadpool —conocido en España como Masacre— ya apareció brevemente en el spin-off X-Men Orígenes: Lobezno. Ahora debuta en solitario en este primer largometraje del animador estadounidense Tim Miller, producido y protagonizado por Ryan Reynolds. El filme ofrece un ritmo ágil, alguna secuencia espectacular y varios chistes divertidos, pero acaba dominado hasta el hartazgo por una violencia gore y un tono obsceno, que devalúan aún más la tópica trama de venganza que relata. Además, agota la tendencia del protagonista a romper la cuarta pared para hablar con el espectador y lanzar varapalos a diestro y siniestro, muchos de ellos solo comprensibles para los iniciados en el cómic, el cine y la cultura popular made in USA.

Anomalisa

Directores: Charlie Kaufman y Duke Johnson. Guion: Charlie Kaufman, Dan Harmon. Voces originales: Jennifer Jason Leigh, David Thewlis, Tom Noonan. 90 min. Adultos. (XD)

Marido, padre y afamado autor del best seller Permítame ayudarle a ayudarles, Michael Stone está tan hastiado por su banal existencia que todo el mundo le parece y le suena igual. Hasta que en una convención en Cincinnati la suena distinta la voz de una tímida comercial, Lisa, que tal vez le devuelva la alegría de vivir… o no.

Podría haber tenido interés la disección de la soledad del individualista que ofrece esta existencial película de stop-motion —animación de muñecos fotograma a fotograma—, codirigida y coescrita por el singularísimo guionista neoyorquino Charlie Kaufman, responsable de historias tan raras como las relatadas en Cómo ser John Malkovich, Adaptation (El ladrón de orquídeas), Confesiones de una mente peligrosa u ¡Olvídate de mí! Sin embargo, su sobresaliente animación —dirigida por el también estadounidense Duke Johnson—, varios pasajes emotivos y alguna surrealista escapada onírica se diluyen en una desolador nihilismo hedonista, sin trascendencia alguna y con un tratamiento casi pornográfico del sexo. Así que le quedan grandes el Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia 2015 y sus nominaciones al Oscar y al Globo de Oro al mejor largometraje de animación.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares