Otros estrenos (17 abril 2015)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 17 de abril.

La oveja Shaun: La Película
Shaun the Sheep: The Movie

Director: Mark Burton, Richard Starzack

Guion: Mark Burton y Richard Starzack.
Música: Ilan Eshkeri.
Animación.
85 min. Todos

Los Estudios Aardman de Brístol (Inglaterra) han mostrado su dominio de la stop-motion —animación de muñecos fotograma a fotograma— en largometrajes como Chicken Run, Wallace & Gromit: La maldición de las verduras, Ratónpolis, Arthur Christmas o ¡Piratas! Ahora confirman su excelencia en esta película, basada en la popular serie televisiva que iniciaron en 2007 con personajes secundarios de Un esquilado apurado, uno de los mejores cortos de Wallace y Gromit. En esta ocasión, la inteligente oveja Shaun, el sufrido perro pastor Blitzer y el resto de sus amigos ansían romper la rutina diaria y pasar unas horas a su aire, viendo una película de vídeo, sin la férrea vigilancia del granjero. Pero el remolque en el que le encierran escapa a su control y acaba echando a rodar hacia la gran ciudad, sembrando el caos a su paso.

Muy bien escrita y dirigida, la película goza de una animación enormemente expresiva y de un ritmo endiablado, que compensan con creces la total ausencia de diálogos y el cierto carácter episódico del guion. Burton y Starzack recuperan los mejores recursos visuales del slapstick, típico de las mejores comedias mudas de Charles Chaplin, Buster Keaton o Harold Lloyd, todos ellos homenajeados a lo largo del metraje. Queda así un filme muy divertido, ideal para el público infantil, pero que también gustará a los adultos, especialmente con sus hilarantes gags sobre el trabajo en equipo o las diferencias entre el campo y la ciudad.

Una noche para sobrevivir
Run All Night

Director: Jaume Collet-Serra

Guion: Brad Ingelsby.
Intérpretes: Liam Neeson, Genesis Rodriguez, Joel Kinnaman, Boyd Holbrook, Ed Harris, Vincent D’Onofrio, Common.
114 min.
Jóvenes. (VD)

El cineasta catalán Jaume Collet-Serra se hizo un nombre en Hollyeood gracias a Sin identidad y Non-Stop, dos trepidantes películas de acción protagonizadas por Liam Neeson, que también encabeza el reparto de Una noche para sobrevivir. Esta vez, Neeson da vida a Jimmy Conlon, veterano matón de Brooklyn, que ahoga en alcohol su soledad y sus terribles remordimientos. Hasta que un día el destino le permite salvar in extremis la vida de su hijo, pero a costa de matar al hijo de su antiguo jefe, Shawn Maguire, que también es su mejor amigo desde la infancia. Y Shawn no perdona.

Ya esta sinopsis pone de manifiesto la escasa originalidad de esta historia de venganza y redención. Sin embargo, el guion subraya muy bien los conflictos morales de los personajes, especialmente en la primera mitad del filme, dotada de una fuerza y fluidez llamativas. También ayudan la excelente labor de todo el reparto y la nada rutinaria puesta en escena de Collet-Serra, generosa en encuadres y movimientos sugerentes, con una impactante fotografía de Martin Ruhe e igual de eficaz en las secuencias de acción —algunas muy espectaculares— que en los pasajes más íntimos. ¿Que ya nos han contado mil veces esta historia hiperviolenta y malhablada? Pues sí, pero sigue funcionando y, en este caso, resulta entretenida, emocionante —incluso conmovedora— y certera en su crítica a la violencia y en su luminosa visión de la familia, el sentido de culpa y la grandeza del perdón.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares