Otros estrenos (10 junio 2011)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 51s.

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 10 de junio.

Insidious

Director: James Wan. Guión: Leigh Whannell. Intérpretes: Patrick Wilson, Rose Byrne, Ty Simpkins, Barbara Hershey. 98 min. Jóvenes.

Wan, responsable de la repulsiva saga Saw, realiza una obra completamente distinta dentro del género del terror. Insidious es una cinta de atmósfera, en la que todo consiste en sugerir, en lugar de mostrar, en la que no hay vísceras ni hemoglobina… y que se sitúa en la línea de Paranormal Activity: no en vano comparte con esta productor y parte del guión. Insidious ha resultado una de las películas norteamericanas más rentables del año: costó 1,5 millones de dólares y lleva recaudados 70 millones en taquilla.

Almas condenadas
My Soul to Take

Director y guionista: Wes Craven. Intérpretes: Max Thieriot, Zena Grey, Denzel Whitaker, Nick Lashaway, Hannah Hodson. 107 min. Jóvenes. (V)

Siete niños nacieron en Riverton la noche en que la policía logró acabar con un psicópata asesino. Dieciséis años después, la víspera de su cumpleaños, vuelven a producirse sucesos inquietantes en aquella localidad.

La peor película del autor de Pesadilla en Elm Street, con un guión de saldo y una realización plana. Parece como si el anciano director se apresurara a cumplir con un encargo que no le interesa.

 

Diario de Greg 2: La ley de Rodrick
Diary of a Wimpy Kid: Rodrick Rules

Director: David Bowers. Guión: Gabe Sachs, Jeff Judah. Intérpretes: Zachary Gordon, Devon Bostick, Rachael Harris, Robert Capron, Steve Zahn. 96 min. Todos-Jóvenes.

Segunda entrega de las aventuras de Greg, pequeño anti-héroe de diez años. Adaptación al cine de la saga de novelas ilustradas de Jeff Kinney, que se vende por decenas de millones de ejemplares en Estados Unidos.

El adolescente Rodrick hace la vida imposible a su hermano Greg. Por medio están los padres, que hacen unos esfuerzos bastante torpes por conseguir que sus dos hijos mayores se quieran. La película es inocente y positiva, con algunos momentos divertidos, pero con escaso atractivo para los mayores de quince años que no conozcan las novelas de Kinney.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares