“Ningún grupo de personas con discapacidad apoya el suicidio asistido”

La disyuntiva entre ofrecerles a las personas cuidados que atenúen su sufrimiento cuando están aquejadas de enfermedades incurables, o darles un sutil empujón hacia la muerte mediante la regulación de la eutanasia y el suicidio asistido, se decanta en algunos países por la segunda opción. Para que eso no ocurra en el Reino Unido trabaja la organización Not Dead Yet,

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares