Selección de literatura (Navidad 2011)

Página 1

Ofrecemos una selección de libros de literatura publicados este año, con remisión a la crítica de los que fueron reseñados en su momento.

::La infancia::

José Mauro de Vasconcelos, Mi planta de naranja lima
En una nueva editorial y con otra traducción, se publica una obra que poco a poco se ha convertido en un clásico de la literatura latinoamericana. En ella se cuenta la historia de Zezé, un niño de cinco años, de inteligencia precoz, muy imaginativo, incomprendido y maltratado por sus padres y hermanos. Entre sus amistades ocupa el primer lugar Minguinho, su inseparable planta de naranja-lima, confidente de sus juegos, alegrías y desdichas. Pero es con el relato de su amistad con el Portugués, un señor mayor que se convierte en su mejor amigo, cuando el libro alcanza sus mejores páginas de simpatía y de lirismo. (Libros del Asteroide. 208 págs. 13,95 €).

José Julio Perlado, Mi abuelo, el Premio Nobel
Contada en primera persona por su nieto, esta novela, poética y fantástica a la vez, cuenta la historia del escritor Dante Darnius, que consiguió el Premio Nobel de Literatura sin haber escrito ni una línea. Dante es un magnífico contador de historias que, sin embargo, es incapaz de llevar al papel. Lo suyo es la narración oral. Toda la familia se siente fascinada por la capacidad fabuladora del abuelo. Pero es con su nieto con quien Dante tiene una relación muy especial. (Funambulista. 184 págs. 13 €).

Ivan Doig, Una temporada para silbar
Paul Milliron, Superintendente de Instrucción Pública en Montana en los años 50, revive su vida en la pequeña aldea de Marias Coulee, en 1909, cuando cumple trece años. Paul es el mayor de los tres hijos que tiene Oliver, un granjero que se ha quedado viudo. Junto con Rose, la nueva ama de llaves, llega Morris, su hermano, que acabará siendo el maestro de la escuela rural. La novela es un homenaje a la entrega de muchos maestros de estas escuelas. (Libros del Asteroide. 360 págs. 21,95 €).

Thomas Wolfe, El niño perdido
Relato corto acerca de un hermano del autor que falleció en 1904, antes de cumplir los doce años. La novela contiene los temas característicos de la narrativa de Wolfe: la nostalgia indefinible de cosas inalcanzables, los deseos que se vuelven imposibles y resultan dolorosos con el paso del tiempo… Además, revela la capacidad estilística del autor para dejar constancia de la inmensidad de Norteamérica, un mundo que presenta como familiar e inabarcable al mismo tiempo, y habitado por hombres insatisfechos. (Periférica. 93 págs. 15,5 €).

::Novelas históricas::

María Gudín, El astro nocturno
La autora cierra su trilogía de novela histórica sobre el reino godo. Novela amena y bien documentada que se inicia con los estertores del reino de Toledo, gobernado por el “usurpador” Rodrigo, y aborda después la invasión musulmana de la Península y la Reconquista. El protagonista es Atanarik, un noble visigodo hijo del caudillo bereber Ziyad, que busca apoyos en el Norte de África para deponer a Rodrigo, a quien culpa del asesinato de su amada Floriana. María Gudín ha sabido resolver los puntos oscuros de la historia, optando en cada caso por la hipótesis más verosímil. (Ediciones B. 576 págs. 22 €).

Santiago Posteguillo, Los asesinos del emperador
Tras el éxito de su trilogía sobre Escipión, Posteguillo da un salto de trescientos años en la historia del imperio romano y sitúa su novela en el último tercio del siglo I, con la llegada al poder de Trajano, primer emperador no nacido en Roma ni en Italia. Como en casi todos los libros sobre la antigüedad clásica romana, el verdadero protagonista es Roma. El autor ha estudiado a fondo todas las fuentes y cada episodio resulta verosímil. Estamos ante una novela amplísima, bien conducida, pero débil en su fuerza emocional. (Planeta. 850 págs. 23 €).

Gonzalo Giner, El jinete del silencio
Cuarta novela que publica Giner, veterinario y escritor que cosechó un importante éxito con El sanador de caballos (2008). El tema principal de su nueva obra vuelve a ser la relación de un joven, Yago, con un caballo. Ambientada en la España imperial de Carlos V, Giner ha escrito una buena novela de aventuras, con mucha acción y con un contexto histórico bien documentado. (Temas de Hoy. 717 págs. 22,90 €)

::De viaje::

Ernesto Escapa, Corazón de roble
Elaborado libro de viajes escrito por uno de los mejores conocedores de las tierras que describe. Escapa toma como punto de referencia el río Duero, “corazón de roble”, y acompaña su recorrido desde su nacimiento en los Picos de Urbión hasta su desembocadura en la ciudad portuguesa de Oporto. Entre medias, un apasionante recorrido por las provincias de Castilla y León y por las que recorre el Douro en Portugal. El libro contiene de todo: literatura, arte, arquitectura, gastronomía... (Gadir. 468 págs. 21,50 €).

Kirnen Uribe, Bilbao-New York-Bilbao
Escrita en euskera y después traducida al castellano, describe el viaje que hace el autor desde Bilbao a Nueva York con escala en Frankfurt. En esas horas, rememora diversos sucesos de su entorno familiar y ambiental. Uribe rastrea recuerdos y relatos para diferenciar la realidad y la ficción de los datos que guarda. El carácter propio de la tierra se refleja bien en el abrazo que Kirmen da a su padre fallecido, cosa que nunca había hecho en vida. El autor muestra la pérdida de valores religiosos en el entorno cultural en el que ha vivido, carencia que ayuda a comprender el presente de la sociedad vasca. (Seix Barral. 207 págs. 19 €).

::Literatura inglesa::

Evelyn Waugh, Rendición incondicional
Completa esta novela la trilogía bélica La espada del honor, de la que forman parte también Hombres en armas y Oficiales y caballeros. En ella conocemos la evolución final de los miembros de la familia Crouchback y de algunos personajes que se relacionaron con ella más intensamente en los volúmenes precedentes. Leer a Waugh es siempre una lección de buen estilo. (Cátedra. 419 págs. 19 €).

Jane Gardam, El viejo juez
El juez Edward Feathers es una leyenda entre los abogados británicos después de toda una vida en Hong Kong. El relato comienza cuando vive retirado y su esposa ha fallecido. La narración señala los episodios que marcaron afectivamente su vida. Lo característico del argumento es que tanto Feathers como su esposa, y muchas de sus amistades, son “huérfanos del Imperio”: hijos de funcionarios británicos nacidos en Oriente pero que fueron enviados a Inglaterra para ser educados. (Salamandra. 318 págs. 19 €).

Wilkie Collins, Corazón y ciencia
Carmina es joven, huérfana y única heredera de la fortuna de su padre. Aunque italiana, debe viajar a Inglaterra y someterse a la tutela de su tía, la señora Gallilee. La vida en Londres es más llevadera gracias a sus primas María, la pequeña Zo y su primo Ovid, el hermano mayor, prestigioso médico que se enamorará perdidamente de ella. Sin embargo, las ambiciones y envidias terminarán por enrarecer el clima familiar. Collins conjuga con acierto intriga, humor y personajes interesantes. (Funambulista. 488 págs. 29,95 €).

Helen Simonson, El mayor Pettigrew se enamora
El mayor Pettigrew, militar retirado, viudo, vive en un pequeño pueblo inglés. Las circunstancias provocan que tenga un fluido trato con la señora Ali, quien regenta la pequeña tienda del pueblo. Pettigrew descubre en la señora Ali, también viuda y de origen paquistaní, a una mujer con la que resulta fácil entenderse. Entre los dos se establece una amistad que culmina en un previsible enamoramiento que es el hilo conductor de esta novela. Junto con la originalidad de esta relación, lo mejor son los personajes secundarios que complican, y mucho, la existencia del mayor Pettigrew y la señora Ali. (Salamandra. 380 págs. 20 €).

Penelope Fitzgerald, El inicio de la primavera
Fitzgerald (1916-2000), la autora de La librería, se aleja en esta ocasión del tradicional mundo inglés en la ambientación y traslada la novela a la Rusia de principios del siglo XX, a punto de entrar en la revolución. Frank, el protagonista, un joven empresario inglés que intenta llevar adelante una imprenta en Rusia, se despierta una mañana con la sorpresa de que su mujer –también inglesa– y sus tres hijos le han abandonado. (Impedimenta. 272 págs. 20,95 €).

::Los rusos::

Alexander Solzhenitsyn, La casa de Matriona. Incidente en la estación de Kochetovka
En 1956, Solzhenitsyn, ya rehabilitado, abandonó su destierro en Kazajstán. Ese mismo año obtuvo un empleo como profesor en la aldea de Moltsevo, donde transcurre el primer relato. Ignatich, el protagonista, vive en casa de Matriona, una mujer ya mayor que le sorprende gratamente por su manera de ser y de expresarse, que identifica con la Rusia tradicional. Por su parte, en Incidente en la estación de Kochetovka se describen las dos caras del teniente Zutov, que representan la negativa influencia de la educación comunista en el alma rusa. (Tusquets. 193 págs. 16 €).

Vladímir KorolenkoEl músico ciego
Abanderado de cuantas causas sociales se pusieron en su camino, como sus amigos Chéjov y Tolstói, Korolenko (1853-1921) presentó en sus obras una fiel instantánea de la Rusia de su tiempo. Esta novela, de 1886, recorre la biografía imaginaria del ciego Piotr Popelski, desde que nace en el seno de una familia de terratenientes, hasta que triunfa como pianista. Mediante capítulos muy cortos y de marcado carácter lírico, Korolenko penetra en las dudas, los miedos, los progresos e involuciones de Piotr, “un alma en busca de la luz”. (Barataria. 216 págs. 18 €).

Varlam Shalámov, La resurrección del alerce
Cuarta entrega de unos de los frescos narrativos más impresionantes, y necesarios, de todo el siglo XX, Relatos de Kolimá. A través de una treintena de relatos de carácter autobiográfico, Shalámov prosigue desgranando sus experiencias en el campo de prisioneros de Kolimá durante el período estalinista. Al igual que en los otros volúmenes (y aún quedan dos para completar el ciclo), presenta a una nutrida y convincente galería de personajes secundarios. (Minúscula. 362 págs. 19,50 €).

Nikolái Leskov, Una familia venida a menos
Publicada en 1874, constituye la crónica familiar de los Protozánov. Los sucesos del momento impregnan toda la narración y dan una visión exacta de la situación histórica por la que atraviesa Rusia: una nobleza decadente y afrancesada junto a otra advenediza proveniente de la burguesía; una monarquía zarista sin prestigio y un pueblo que, aunque acostumbrado a soportar todas las humillaciones, empieza a rebelarse. (El Aleph Editores y Taller de Mario Muchnik. 299 págs. 25 €).

Iván Goncharov, El mal del ímpetu
Publicado en 1938, este relato tiene mucho que ver con Oblómov, la novela que hizo famoso a su autor. En él se describe en clave cómica la enfermedad que aqueja a la familia Zurov, que les empuja, cuando llega el buen tiempo, a salir al campo a constantes excursiones para sacarle todo el jugo a la vida y a la naturaleza. En el otro extremo está Nikon Ustínovich, perezoso y glotón, que vive permanentemente en la cama. El relato es hilarante y está contado con un clima narrativo totalmente ruso. (Minúscula. 110 págs. 12,50 €).

Nikolái Gógol, El capote
Publicado en 1842, está considerado uno de los mejores relatos breves de la literatura rusa. Akakaki Akákievich, un mediocre y laborioso funcionario en una oscura oficina, tiene que soportar las burlas de sus compañeros. El invierno en San Peterbursgo es inclemente y Akaki tiene que cambiar de capote para protegerse del frío. La sencillez de Akaki se ha convertido en un eficaz símbolo de la humilde condición humana, amenazada por la vanidad y las miserias. (Nórdica. 104 págs. 15 €).

::Valores asiáticos::

Sankar, Chowringhee
Publicada en 1962, está ambientada en Calcuta, en el más conocido, antiguo y prestigioso de sus hoteles. Alrededor de los dos personajes principales, recepcionistas, Sata Bose y el narrador, llamado Shankar, ocurren historias tan emotivas como la de Sutherland, Connie –la bailarina– y el enano que la acompaña, la señora Pakrashi y su amante, la del gerente del hotel, Marco Polo, y su desaparecida mujer, la bellísima Karabi… Lo mejor, sin duda, es la caracterización de los personajes. (Seix Barral. 539 págs. 21 €).

Yoko OgawaLa niña que iba en hipopótamo a la escuela
Después de la muerte de su padre, como su madre ha de ausentarse, la joven Tomoko debe irse a vivir con unos tíos. Cuando llega, todo le sorprende: la enorme casa con aire occidental y el jardín, que fue un pequeño zoo en el que todavía vive Pochiko, una hipopótamo enana. Sobre todo, Tomoko entabla una relación muy especial con su prima Mina, asmática, por lo que suele ir al colegio a lomos de Pochiko; y queda fascinada por su tío, un hombre muy atractivo y amable. La narración desprende buen humor, una cordial ironía, y una fuerte nostalgia. (Funambulista. 413 págs. 18 €).

::Desde Estados Unidos::

Sarah Shun-lien Bynum, Las crónicas de la señorita Hempel
En esta novela se cuentan las vicisitudes que vive la protagonista, que ha comenzado a trabajar como profesora en un colegio. Además, aporta numerosos detalles sobre su vida privada, la relación con sus padres y hermanos, su matrimonio y el anuncio de su primer hijo. La parte más interesante de la novela es la dedicada al retrato de la vida escolar, donde hay momentos francamente brillantes. (Libros del Asteroide. 264 págs. 18,95 €).

Louise Erdrich, El coro de los maestros carniceros
Erdrich (1954) es una escritora estadounidense de origen chippewa y alemán. Desde la infancia, la autora recuerda una fotografía de su abuelo alemán: un joven alto, rubio, fuerte, luciendo un delantal y un afilador de cuchillos, que luchó en la primera Guerra Mundial. Hastiado de la guerra y de tanta matanza, abandonó Alemania en 1920 para ir a América. Esta novela cuenta su historia. Su abuelo acabará instalándose en Dakota del Norte, donde trabajará muy duro para sacar adelante la carnicería, un hogar y un coro con las mejores voces del pueblo. (Siruela. 504 págs. 25 €).

Rachel Kushner, Télex desde Cuba
Novela que describe magníficamente cómo se vivía en Cuba antes de la revolución castrista, con la presencia de muchos ciudadanos estadounidenses en puestos claves de la isla. La autora revive estos hechos a través del relato de dos niños, hijos de dos ejecutivos estadounidenses, y del francés La Mazière, extraño personaje, que aparece como conspirador, tratante de armas e instructor militar de los revolucionarios. Kushner muestra la sofisticada y cómoda vida en la isla de estos grupos privilegiados. (Libros del Asteroide. 424 págs, 22,95 €).

Sinclair Lewis, Doctor Arrowsmith
En la universidad, el joven Arrowsmith conoce al profesor Max Gottlieb, investigador de origen alemán, que marcará su carrera profesional. Arrowsmith comprueba cómo los futuros médicos sólo piensan en ganar dinero, sin que los enfermos y el avance de la medicina les preocupen lo más mínimo. Sinclair Lewis (1885-1951) fue hijo de médico y, por lo tanto, conocía de primera mano todo lo que escribe. Los aspectos éticos de la profesión son uno de los temas que más le interesan. (Nórdica. 624 págs. 26 €).

::Europeos::

Auður Ava Ólafsdóttir, Rosa candida.
La rosa candida es una flor de ocho pétalos y tallo sin espinas y es la aportación que el joven Arnljótur lleva consigo cuando se traslada para ocuparse de la reconstrucción de la rosaleda de un antiguo monasterio. Atrás deja a una hija de meses fruto de una fugaz relación con Anna. Una circunstancia fortuita hará que Arnjóltur, Anna y la niña pasen juntos un mes y descubrirán qué forma quieren dar a su relación, inicialmente de dos desconocidos. La historia está contada con un gran delicadeza. Hay un fondo esperanzado en la naturaleza humana, que termina encontrando el camino hacia el bien.(Alfaguara. 271 págs. 18,50 €).

Ana Blandiana, Las cuatro estaciones
Segundo libro que se publica en España de esta escritora rumana nacida en Timisoara en 1942. Está compuesto por cuatro historias en las que, bajo el ropaje de la fantasía, se hace una crítica disección de la realidad social y política de Rumanía en los tiempos de la dictadura comunista. “Lo fantástico –explica la autora– no se opone a lo real, es solo su representación más llena de significado”. Con esta fantasía, crea un mundo propio en el que los sueños, las situaciones surrealistas o incomprensibles transforman unos ambientes grises, opresivos, deshumanizados. (Periférica. 219 págs. 19,50 €).

David Foenkinos, La delicadeza
En su cuarta y premiada novela, Foenkinos cuenta la historia de Nathalie, una mujer singular, que queda viuda joven y atraviesa un período depresivo. Pero luego encuentra de nuevo el amor con Markus, un sueco afincado en París. Lo realmente valioso de esta novela es la intimidad de los protagonistas, que se despliega en toda su riqueza y complejidad, mostrando las dudas, temores, incomprensiones, malentendidos y la incoherencia que en mayor o menor grado hay en todos los hombres. (Seix Barral. 218 págs. 18 €).

Friedrich Christian Delius, Retrato de la madre de joven
La protagonista de este relato, cuyo nombre nunca se desvela, es la madre. Una tarde de enero de 1943 en Roma, embarazada de ocho meses, aconsejada por el ginecólogo, sale a dar un paseo desde la residencia en la que se aloja, llevada por unas monjas luteranas alemanas, hasta una iglesia en la que se va a celebrar un concierto de música barroca. En tercera persona, conocemos retazos de la vida de la mujer y de su marido (destinado al frente africano). A lo largo del recorrido de la protagonista, resultan ciertamente conmovedoras la bondad, sencillez e ingenuidad de sus sentimientos. (Sajalín. 109 págs. 12,50 €)

::Geografías policiacas::

Petros Márkaris, Con el agua al cuello
Quinta novela que se publica de este autor griego, todas con el mismo protagonista: el comisario Kostas Jaritos. La vida familiar del comisario es uno de los ingredientes fundamentales que, además, se entrelaza con la resolución del caso. En esta última entrega, todo es muy actual: estamos en plena crisis económica griega y los ciudadanos están sufriendo las consecuencias de los recortes. En medio de todo esto, Jaritos tiene que resolver una serie de asesinatos. (Tusquets. 322 págs. 19 €).

George V. Higgins, Los amigos de Eddie Coyle
Periodista y fiscal, Higgins (1939-1999) conocía de primera mano el crimen organizado. En 1970 escribió esta novela y luego 26 más, ninguna tan buena como la primera. Una mínima narración soporta un encadenamiento de formidables diálogos llenos de vida y de ritmo, que muestran –no cuentan– el ambiente criminal con una nitidez muy poco frecuente. Humor, ingenio, jerga muy callejera, el placer de la conversación, el peso de la lógica, son algunas de las notas de estos sorprendentes intercambios. (Libros del Asteroide. 193 págs. 16,95 €).

Edmund Crispin, La juguetería errante
La acción de esta novela protagonizada por el excéntrico profesor y detective aficionado Gervasio Fen transcurre en Oxford, a donde se traslada el poeta Richard Cadogan para descansar de la vida sedentaria que lleva en Londres. Tras un accidentado viaje, se encuentra con una sospechosa tienda de juguetes y, dentro, con una mujer muerta. Este es el detonante de un misterio que Cadogan tendrá que resolver con ayuda de Gervasio Fen. Los dos inician una investigación que pronto les pone en el disparadero de un misterioso caso que tiene que ver con un esperpéntico testamento, una anciana millonaria muerta y una mujer asesinada (Impedimenta. 320 págs. 22,20 €)

Qiu Xiaolong, El caso Mao
Buena parte del interés de estas novelas policíacas, protagonizadas por el inspector Chen Cao, es el peso que tiene en sus argumentos el reciente pasado chino, que se juzga de manera muy crítica. Chen Cao recibe el encargo de un ministro del gobierno chino de investigar a la nieta de una actriz con la que hace años Mao tuvo una de sus numerosas aventuras. Junto con las referencias al pasado, Xialong muestra las contradicciones en las que vive sumida la China actual. (Tusquets. 330 págs. 19 €).

::Humor en diferentes latitudes::

E.F. Benson, Reina Lucía
Publicada en 1920, es la primera novela de las seis que Benson (1867-1940) escribió de la saga Mapp y Lucía. Todas están inspiradas en la pretenciosa y relamida burguesía rural británica asentada en el “encantador pueblo insignificante” de Riseholme. Entre sus habitantes sobresale Lucía, la auténticareina, pues ella es quien controla todas las actividades sociales. Pero pronto empiezan a ocurrir cosas que ponen en cuestión su reinado y que dan lugar a no pocas situaciones cómicas. (Impedimenta. 352 págs. 22,75 €).

Nancy Mitford, Trifulca a la vista
Esta novela publicada en 1935, comienza cuando Noel Fuster recibe una herencia de una tía lejana. Con ese dinero, decide buscar una mujer para casarse. Acompañado de un aristócrata venido a menos, se trasladan a una pequeña localidad para cumplir con su propósito. Pero las cosas se enredan en una comedia costumbrista sobre el amor y el matrimonio. A diferencia de las obras más conocidas de Mitford (1904-1973), es más ligera y frívola, aunque incluye una crítica al fascismo. En ella ya aparece el tono irónico que luego la hará famosa. (Libros del Asteroide. 240 págs. 18,95 €).

Iraj Pezeshkzad, Mi tío Napoleón
Deliciosa novela, una historia de amor entre adolescentes, como un detalle más de un retablo esperpéntico en el Irán de los años cuarenta del siglo XX. Las figuras centrales son el Querido Tío (obsesionado con Napoleón) y su criado, Mash Qasem, que se cree las historias fantasiosas del amo y las fomenta. El Querido Tío es el mayor de un conjunto de hermanos que viven en casas contiguas, en un Teherán donde el islamismo no está reñido con el alcohol ni con el amor. (Ático de los Libros. 716 págs. 29,95 €).

Kenneth Cook, El koala asesino
El hilo conductor de estos relatos son las inverosímiles aventuras que corre el protagonista de la mano de personajes extravagantes, que ponen al autor en serios aprietos por su relación con algunos animales de la fauna australiana. El tono es muy divertido. (Sajalín. 213 págs. 18 €).



Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.