Mi planta de naranja lima

O Meu Pé de Laranja Lima

Página 1

Autor: José Mauro de Vasconcelos

Libros del Asteroide.
Barcelona (2011).
208 págs.
13,95 €.
Traducción: Carlos Manzano.

En una nueva editorial y con otra traducción, lo que es de agradecer, se publica una obra que poco a poco se ha convertido en un clásico contemporáneo de la literatura latinoamericana, muy bien acogido por lectores de todas las edades, pues aunque la novela parezca dirigida al público infantil y juvenil, es entre los adultos donde resulta más valorada.

El autor, el brasileño José Mauro de Vasconcelos (1920-1984), nació en una familia que recuerda bastante a la de Zezé, el niño protagonista de esta historia. Fue, además de novelista, guionista y actor. Constantes de sus libros son una natural y directa conexión con el folklore y la preferencia por personajes de capas sociales desfavorecidas. En su producción destacan también Rosinha mi canoa (1962) y Corazón de vidrio (1964). Mi planta de naranja lima apareció en 1968.

Zezé, de cinco años, dotado de inteligencia precoz, vive en los suburbios incomprendido y maltratado por sus padres y hermanos. Su padre está sin trabajo y su madre se pasa todo el día fuera de casa para sacar adelante la numerosa familia. Los hermanos se encargan de las tareas domésticas y asisten a la escuela. Zezé, inocente y travieso, narra en primera persona sus peregrinas ocurrencias y travesuras, sus compañías infantiles y su desbordante imaginación, que tiene fascinada a su maestra. Entre sus amistades ocupa el primer lugar Minguinho, su planta de naranja-lima, confidente de sus juegos, alegrías y desdichas.

Pero es con el relato de su relación con el Portugués, un señor mayor con un gran coche que se convierte en el mejor amigo de Zezé, cuando el libro alcanza sus mejores páginas de simpatía, ternura y lirismo. Zezé descubre el valor de la amistad, a la vez que, sin apenas transición, se da de bruces con el sufrimiento.

Libro muy elogiado por la crítica, acierta al tocar, sin cursilerías, muchas fibras sentimentales. Un tierno y sentido homenaje a la infancia, con un sabor muy popular, del que ya han disfrutado millones de lectores.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.