¿Pornoadicción adolescente? No. O sí.

publicado
DURACIÓN LECTURA: 8min.
Cherice es una veinteañera como cualquier otra. Graduada de la Universidad de Buffalo (Nueva York), le encanta viajar, comer, bailar… Pero un incidente le ha marcado la vida: una vez, con apenas 10 años, vio una imagen pornográfica. Esa vez se convirtió en varias, en muchas, y pasó de las fotos a las películas, en una dinámica que la empujó a aislarse de su entorno: tenía que ver porno al menos una o dos veces a día. A Ryan, de 21 años, de Scottsdale (Arizona), la pornografía le impactó a la misma edad que a Cherice. Fue un flashazo en Internet, que se convirtió en un visionado cada vez más frecuente. Una foto llevó a otra, a otra más “y a un océano de sexo”. Según cuenta, el nuevo ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Un comentario

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.