Nuevas estimaciones sobre mortalidad materna

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el UNICEF acaban de corregir su estimación sobre la mortalidad materna en el mundo. La nueva investigación señala que el número de muertes por causas relacionadas con el embarazo o el nacimiento ronda las 585.000 anuales, es decir, 80.000 más de lo que decían hasta ahora. De estas muertes, el 99% ocurren en países en desarrollo. A pesar de ofrecer nuevas cifras, la propia OMS reconoce que en casi todos los países no pasan de ser estimaciones, pues “es extremadamente difícil evaluar la tasa de mortalidad materna”.

El problema es, en primer lugar, que sólo 78 países -donde vive el 35% de la población mundial- registran de forma sistemática la causa de muerte (a la OMS pertenecen 190 Estados). En el resto de los países, la ausencia de datos sobre el número de muertes y nacimientos y sobre las de causas de muerte intenta paliarse con encuestas elaboradas a partir de fuentes poco certeras y no siempre complementarias (datos de hospitales, comunidades religiosas, empresas funerarias, etc.). Con estas precauciones, la OMS y el UNICEF ha ofrecido ahora nuevas cifras sobre mortalidad materna (con no pocas contradicciones respecto a otros datos suyos recientes).

En este último estudio la OMS señala que Asia (con el 61% de los nacimientos mundiales) registra el 55% de las muertes por maternidad. La situación peor es la africana, pues la mortalidad materna supone el 40% mundial, con sólo el 20% de los nacimientos. Mientras que en los países industrializados -con un 11% del total de nacimientos- esas muertes son el 1% mundial.

Según las nuevas estimaciones, en los países en vías de desarrollo las tasas de mortalidad materna oscilan entre poco menos de 200 por cada 100.000 nacimientos en Latinoamérica a más de 870 en África.

Las tasas más altas -más de 1000- se dan en África oriental y occidental. Todo en claro contraste con las tasas de los países desarrollados (2 muertes maternas por cada 100.000 nuevos bebés irlandeses y hasta 13 en Nueva Zelanda, según el Informe de 1996 sobre el Estado Mundial de la Infancia, de UNICEF).

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares