De la Fundación Rockefeller al Banco Mundial

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Contrapunto

El presidente Clinton ha elegido al financiero norteamericano James D. Wolfensohn (61 años) como nuevo presidente del Banco Mundial. Además de haber hecho carrera en las finanzas, con una banca propia de inversiones en Wall Street, Wolfensohn es un conocido melómano que dirigía el Kennedy Center de Washington, institución dedicada al cultivo de la música. Pero Wolfensohn ha tocado también otras teclas. Por ejemplo, es miembro del consejo de administración de la Fundación Rockefeller y del Population Council financiado por ella, dos de las instituciones más activas en las campañas mundiales por el control de la población. Sin duda, es una buena tarjeta de visita para presidir el Banco Mundial, cuyos préstamos a los países en desarrollo suelen ir condicionados a la implantación de programas de control de la natalidad.

Ignacio Aréchaga

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares