Refugiados ucranianos: dolor y grandeza

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 7m. 52s.
Los voluntarios se encargan de que no les falte nada a los ucranianos. Hay varios puestos donde se prepara comida y chocolate caliente para el desayuno.
Los voluntarios se encargan de que no le falte nada a los ucranianos. Hay varios puestos donde se prepara comida y chocolate caliente para el desayuno. Texto y fotos: Carolina Bellocq, desde Przemyśl   La ciudad de Przemyśl tenía un rico pasado, una población de 70.000 habitantes y poco más. Ahora es uno de los centros del mundo, principal ruta de paso para los miles de ucranianos que escapan de la guerra a través de Polonia. Es testigo del dolor

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los comentarios están cerrados.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.