Los Bancos de Alimentos ayudan cada vez a más necesitados

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 20s.

Con lo que unos desperdician, otros pueden comer. Esta convicción mueve a los Bancos de Alimentos (BA) que recogen los productos invendidos donados por las empresas agroalimentarias, por la Administración (excedentes agrícolas), por los hipermercados y por los particulares, para hacerlos llegar gratuitamente a los necesitados. El país europeo donde están más desarrollados es Francia, donde los 66 Bancos de Alimentos existentes acaban de celebrar su segundo congreso los días 25 y 26 de septiembre.

Surgidos como una idea norteamericana en 1966, hoy existen 560 BA en el mundo, repartidos en EE.UU. (400), Canadá (50), Europa (104) y algunos en México y Australia.

Los BA no distribuyen directamente a los pobres los alimentos recogidos, sino que los entregan a instituciones que se ocupan de atender a los necesitados. Según los datos aportados durante el congreso de los BA franceses, el año pasado ofrecieron 31.786 toneladas de víveres a 3.076 asociaciones, que los repartieron entre 665.000 personas.

Los BA franceses, que forman una federación, sólo emplean a 217 asalariados, a tiempo completo o parcial, junto a 1.169 voluntarios. De la Administración han recibido subvenciones por valor de 11,4 millones de francos.

Los hipermercados aprecian cada vez más la acción de los BA, que además les ayudan a resolver el problema del destino de alimentos invendidos. Con este fin, la federación de BA ha firmado contratos con varias cadenas de alimentación, para utilizar productos (lácteos y carnes, sobre todo) que son retirados de la venta varios días antes de la fecha de caducidad y que son distribuidos inmediatamente por los BA.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares