Uno de cada cinco trabajadores supera las 48 horas semanales

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email


El 22% de la mano de obra mundial (unos 614 millones de personas) trabaja más de 48 horas semanales. Lo dice un estudio titulado Working Time Around The World (“Tiempo de trabajo en el mundo”), publicado la primera semana de junio por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El estudio pretende ofrecer una mirada global sobre la cuestión, pero también repasa la situación nacional en 54 países, la mayoría “países en transición” o en vías de desarrollo.

Según el estudio, aunque durante el último medio siglo se han generalizado las disposiciones legales que marcan un límite de 40 horas semanales, sin embargo, las cifras “disfrazan la realidad de la diversidad de la distribución de horas de trabajo”. Hay importantes diferencias según el sector de actividad, el sexo o la edad.

El estudio ofrece la incidencia de los horarios más largos por países estudiados. El desequilibrio se refleja en el hecho de que en Perú o Corea del Sur en torno al 50% del total de empleo lo llevan a cabo personas que trabajan más de 48 horas semanales, mientras que en Noruega o Países Bajos se sitúa entre el 4% y el 7%. Francia está levemente por debajo del 15%, Japón y Estados Unidos entre el 16% y el 18%, Reino Unido y México por encima del 25%, Argentina en torno al 29%. Pakistán y Tailandia también superan el 40%.

Por sectores, el número de horas semanales empleadas por trabajador en el sector manufacturero es el que se ha mantenido más estable durante los últimos diez años. En este sentido, la OIT señala que “no hay indicios de que los países en desarrollo estén alcanzando a los países industrializados, y las brechas entre estos países son considerables”. En el sector servicios los horarios tienden a ser más variados, particularmente en el comercio, restauración, transporte y comunicaciones, donde se incluyen turnos y trabajo de fin de semana.

Género y edad son factores esenciales a la hora de determinar el tiempo laboral. Los hombres suelen tener horarios más largos, mientras que las mujeres restringen su disponibilidad para el trabajo remunerado, puesto que dedican más tiempo al hogar y a las responsabilidades domésticas. Ellas son quienes más acuden al empleo en la economía informal, porque la economía sumergida y generalmente por cuenta propia les permite conciliar mejor trabajo y responsabilidades familiares. Globalmente, este trabajo informal supone la mitad del empleo del mundo. El estudio subraya en varias ocasiones que el intento de reducir los horarios en los países en desarrollo choca frontalmente con la necesidad de trabajar más horas para lograr unos ingresos adecuados.

El informe de la OIT señala que la conciliación entre trabajo remunerado y obligaciones familiares debe ser un elemento integral dentro de las políticas económicas y sociales. Así, “la promoción del trabajo a tiempo parcial como medida de conciliación trabajo-familia es un tema importante”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares