Una economía con oportunidades para todos

Imprimir
Una economía funciona razonablemente bien cuando las oportunidades que genera llegan a una gran mayoría, pero esto no siempre sucede. En los países menos desarrollados, las situaciones de pobreza son dramáticas; en los países más ricos, las crisis truncan las expectativas de una parte de la población, y en épocas de expansión, la prosperidad no llega a todos. De ahí que se haya extendido un desencanto con el sistema económico. Así, se habla de refundación del capitalismo: reformar las finanzas,

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares