Schröder propone una ambiciosa reforma del seguro de desempleo

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El canciller alemán, Gerhard Schröder, ha aceptado la reforma del régimen de desempleo, propuesta por una comisión de expertos, si bien finalmente se abandonó la idea más radical de limitar el subsidio de paro a un año como máximo.

Ante las próximas elecciones generales del 22 de septiembre, Schröder quiere dejar fuera de duda su actitud reformista que le llevó a la victoria hace cuatro años. Durante su gobierno el paro ha seguido creciendo hasta alcanzar los casi cuatro millones de parados: el 10,5 % de la población activa. Ante esta situación el canciller encargó a un comité formado por 15 expertos, que preside el director de personal de la Volkswagen, Peter Hartz, que presentaran un plan para reformar el subsidio de desempleo. Hartz es reconocido en el mundo empresarial alemán por sus audaces planes laborales, que le han permitido evitar despidos masivos de sus industrias.

La propuesta de la Comisión Hartz quiere responsabilizar al parado en la búsqueda de empleo con un método de “palo y zanahoria”.

En primer lugar, el plan quiere conseguir que los parados acepten los trabajos ofrecidos por las Oficinas de Empleo del país sin poner tantas condiciones. Entre otros medios, se prevé que el subsidio de paro se disminuirá cuando el desempleado renuncie a las ofertas sin alegar razones suficientes, aunque se trate de trabajos por tiempo determinado. Además, a partir de ahora se exigirá más movilidad laboral, sobre todo a los solteros, quienes deberán aceptar un trabajo aunque les suponga cambiar de ciudad o de sector. También se penalizará a quien no se inscriba inmediatamente en el paro al perder un trabajo.

La propuesta de poner un límite de un año a la prestación de desempleo fue abandonada ante la oposición sindical. Actualmente, el parado recibe hasta un 67% del sueldo anterior durante 32 meses, y después un 57% por tiempo indefinido.

Otro gran frente es el de las Oficinas de Empleo -181 en total-, muy ineficientes en la colocación de los trabajadores. Se creará una “agencia de servicios de recursos humanos”, aneja a las Oficinas de Empleo, que funcionará como una Empresa de Trabajo Temporal. Los que lleven más de seis meses en el paro serán obligados a incorporarse a programas de empleo temporal, gestionados por la agencia. Para hacer su trabajo más eficaz, podrán disminuir las prestaciones a quienes no acepten sus ofertas de trabajo, o de otro tipo: cursos de reciclaje, prácticas…

Pero la reforma no pierde de vista la necesidad de empleo estable, la columna vertebral de las economías occidentales. Para favorecerlo la Comisión ha propuesto algunas ayudas a las empresas que firmen contratos de trabajo indefinidos; por ejemplo, la concesión de créditos especiales.

Otro de los enemigos que la reforma quiere vencer es la economía sumergida. Para hacer aflorar este creciente fenómeno, la Comisión recomienda usar la zanahoria. En concreto, potencia la figura de los autónomos, con la promoción de sociedades unipersonales, las conocidas como “Ich AG” (“yo, S.A.”). A estas empresas se les ofrecen nuevos beneficios fiscales y otras facilidades. Para empezar, está previsto un impuesto de sociedades del 10% cualquiera que sean las ganancias. También se ofrecen ayudas económicas para aquellos autónomos cuyos beneficios anuales no superen los 25.000 euros, durante los tres primeros años de funcionamiento de sus empresas.

Hartz prevé que, con la aplicación de las medidas propuestas, el paro se reducirá a la mitad para 2005. También se espera disminuir la media de semanas de permanencia en el paro: de las 33 actuales a 22. Schröder comparte esta perspectiva, y espera que los alemanes le crean y decidan así votarle. El mismo Stoiber -candidato democristiano, y favorito en las encuestas-, ha propuesto su propio plan de reforma, en muchos puntos similar al de Schröder.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares