Nace en Alemania el mayor sindicato del mundo

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Después de tres años de negociaciones, cinco sindicatos alemanes del sector servicios se han fundido para formar uno solo, el más grande del mundo, con cerca de 3 millones de afiliados. Los sindicatos que han realizado la fusión son ÖTV (servicios públicos y transporte), el mayor de los cinco, con 1,5 millones de afiliados; DAG y HBV (ambos de la banca y los seguros); IG Medien (medios de comunicación) y DPG (correos).

El nuevo sindicato, llamado Sindicato Unido de los Servicios o, brevemente, ver.di (sin mayúscula, a imitación de los dominios de Internet), nace como reacción a la pérdida de afiliados y la consiguiente disminución de ingresos que padecen los sindicatos en Alemania y casi todo el mundo (ver servicio 157/97). De ÖTV se han dado de baja casi 500.000 afiliados en los cuatro últimos años. En todo el país, el número de afiliados a sindicatos ha descendido de 10 millones en 1994 a 8 millones en 1999.

Con la fusión se pretende disponer de más recursos, a fin de ofrecer mejores servicios a los trabajadores y así atraer a empleados poco interesados en sindicarse, como los jóvenes (solo el 5% de los afiliados de ÖTV tienen menos de 28 años) o los de empresas de tecnología de la información. Las mismas siglas ver.di son un guiño a los trabajadores de las puntocom, de los que solo el 5% pertenecen a sindicatos. Y sobre todo, al abarcar con la fusión el 40% de todos los afiliados de Alemania, el nuevo sindicato ha aumentado su peso económico y su influencia política. ver.di ya rivaliza con el hasta ahora mayor sindicato de Alemania, IG Metall (industria), al que dobla en número de afiliados.

Sin embargo, la unión masiva de trabajadores de muy diversos tipos puede ser origen de problemas. ver.di agrupa a afiliados de más de mil profesiones distintas (desde enfermeras y basureros hasta músicos o profesores universitarios). En el futuro puede resultar difícil satisfacer a todos, ya que los intereses de unos y otros son a veces diferentes o incluso opuestos.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares