La casa como campamento base para vivir y trabajar

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 46s.

La crisis económica y las fórmulas de trabajo contemporáneas traen consigo nuevas tendencias en el uso del espacio familiar. Los hogares se han convertido en casas y despachos, donde la convivencia entre ambos ámbitos va a ser cada vez más intensa. A esta nueva realidad hay que responder con viviendas más amplias y mejor estructuradas, capaces de albergar a todos los miembros de la unidad familiar. Frente a los gastos diarios de transporte y el alto precio de los inmuebles de oficinas infrautilizados, una nueva tendencia en el diseño de viviendas reclama más espacio para vivir y una distribución de habitaciones personalizada, que permita ahorrar.

Para Charles Handy, filósofo y experto en management social, la casa se va a convertir en breve tiempo en un lugar “donde la gente vive, trabaja, come, duerme y juega, lo más parecido a un campamento base. En parte, porque las personas encuentran práctico llevar algún trabajo a casa y en parte porque resulta más caro a las organizaciones albergar a todos sus empleados durante el día, cuando la mayoría del trabajo puede ser hecho fácilmente desde fuera”. Esta nueva tendencia en el diseño de las viviendas se observa ya en la demanda creciente de más espacios para el trabajo o de salas amplias que combinan rincones para el ocio, la cocina o el comedor.

Handy, que participará próximamente en la segunda edición del Congreso Excellence in the Home (Londres, 20-21 de noviembre), expondrá parte de sus propuestas ante un auditorio reunido bajo el tema “De la casa al hogar”, en el que participarán arquitectos, diseñadores de interiores, expertos en planeamiento urbano y en gestión doméstica. Una de las cuestiones que se abordará es precisamente “cómo combinar las necesidades colectivas -alta densidad de población y presupuestos restringidos- con las necesidades singulares”, afirma Piers Gough, arquitecto y director de CZWG Arquitectos LLP, que planteará “posibles soluciones a medida, adaptadas a diferentes modos de vivir”.

Ahorro en el ámbito doméstico

Los expertos convocados en Londres prepararán también una batería de iniciativas para promover el ahorro en el ámbito doméstico, con la idea de ayudar a recuperar el lugar primordial que ocupa la casa y la economía del hogar, en épocas de menor consumo. Para Bryan Sanderson, presidente de Home Renaissance Foundation, entidad promotora del congreso, “nadie desearía entrar en recesión; sin embargo, una situación así puede traer consigo consecuencias positivas imprevisibles”. Para este experto en reflotamiento financiero y ex presidente de la aseguradora BUPA, “una economía próspera significa que las casas se convierten en algo muy cercano a las habitaciones de un hotel, pero un hogar es mucho más que una unidad económica; puede ser una escuela de vida y eso se puede descubrir en épocas como la que vivimos”.

Una de las secciones del congreso estará dedicada a la gestión del hogar y al papel de la casa como inductor de bienestar social. Bajo la dirección de la profesora del IESE Julia Prats, un panel de sociólogos y empresarios propondrá fórmulas para una gestión del hogar eficaz, ecológica y responsable.

Más información: www.homerenaissancefoundation.org

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares