Japón: empresas recortan las horas extras de trabajo

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En Japón, las semanas de seis días de trabajo, con largas horas extraordinarias, se van extinguiendo poco a poco. La recesión prolongada ha ayudado a que los empresarios opten por los recortes de horario. Y el gobierno también ha ayudado en este sentido. En consecuencia, el número de horas anuales de trabajo del japonés medio ha descendido hasta rondar las 2.000, poco más que las de un norteamericano.

Ante la recesión económica, los empresarios prefieren ahorrarse los sobresueldos de las horas extraordinarias. Muchas empresas han establecido días en que no se puede trabajar más de lo previsto y los han llamado “días de refresco”. En marzo de 1997, las compañías con 30 o más empleados tendrán que implantar obligatoriamente la semana la-boral de 40 horas.

Para estimular a las empresas a recortar el horario, el gobierno les está ofreciendo subsidios para financiar la compra de tecnología -y ahorrar así mano de obra- o para contratar nuevos empleados que descarguen de trabajo a la plantilla. El tiempo destinado a las vacaciones también ha aumentado. Las principales compañías dan unos 20 días anuales. Por su parte, el gobierno ha aumentado los días de fiesta laboral: 14 fiestas nacionales por año, a la que se añadirá en 1996 el “Día del Océano”. En Estados Unidos hay 10 fiestas federales.

En 1993, la Organización Internacional del Trabajo abordó por primera vez en un informe el problema de la sobrecarga de trabajo de los empleados japoneses y la llamada karôshi (muerte por exceso de trabajo). No existen estadísticas precisas sobre este tipo de muerte, pero la revista Look Japan estima que la mayor parte de las víctimas trabajaban unas 3.000 horas anuales, casi el doble que un trabajador medio francés o alemán. Una encuesta del periódico Yomiuri Shimbun reveló que el 48% de los interrogados temían que ellos o sus familiares podrían morir de esta manera.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares