En España los impuestos se llevan 129 días de trabajo anual

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un español trabaja 129 días al año para el Estado, si se tienen en cuenta los impuestos que paga a Hacienda y a las administraciones territoriales, más las cotizaciones a la Seguridad Social. Su salario desde el 1 de enero hasta el 9 de mayo, lo invierte en cubrir su carga fiscal. A partir de ese día, empieza a generar renta para sí mismo. Estos son los resultados de un informe del Banco Central Hispano, que compara el tax freedom day (día de libertad fiscal) de distintos países.

Ese índice refleja el número de días de trabajo que debe dedicar una persona a cubrir sus exigencias tributarias. El que menos carga fiscal soporta es el ciudadano de Singapur, que destina sus salarios a Hacienda hasta el 4 de marzo, y el que más el sueco, hasta el 3 de julio. Entre ambos extremos, de menor a mayor carga fiscal se sitúan Estados Unidos (cuyo tax freedom day es el 11 de abril), Japón (12 de abril), Suiza (6 de mayo), España, Reino Unido (9 de mayo), Alemania (23 de mayo), Italia (2 de junio) y Francia (12 de junio).

El dinero recaudado por impuestos se destina al Estado central, a la Seguridad Social y a las Administraciones territoriales (comunidades autónomas y ayuntamientos). En España, de los tres destinos, el primero se llevó 66 días de salario, el segundo, 45 días, y el tercero, 17 días del año 1995.

Desde 1980, la carga fiscal en España ha aumentado en 31 días anuales. Sin embargo, todavía la presión fiscal (35%) es inferior a la media europea (42,5%).

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares