Empresas indonesias se comprometen a combatir la desigualdad

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 16s.

En Indonesia, donde, según cifras oficiales, hay 25 millones de pobres (12,5% de la población), el gobierno se ha propuesto reducir las diferencias sociales. La campaña gubernamental ha llevado a 79 empresas importantes del país a reforzar su programa de ayuda a empresas más pequeñas.

Esas grandes empresas ya venían colaborando con negocios menores y cooperativas. Lo nuevo es que han creado un equipo que coordina las actividades de cooperación con las empresas pequeñas, y que reexaminará las actuales ayudas directivas y técnicas, así como los préstamos de bajo interés.

No es la primera vez que empresas mayores se asocian para ayudar a las pequeñas. Hace dos años, 48 grandes empresarios formaron el Jimbaran Group, que dice haber invertido en 1996 más de 880 millones de dólares en programas de cooperación con pequeñas y medianas empresas.

Las grandes compañías han anunciado también que se plegarán a un discutido decreto presidencial de diciembre pasado por el cual las personas y empresas con ingresos anuales superiores a los 100 millones de rupias pagarían el 2% de sus ingresos netos para programas de asistencia a pobres. Unas 11.000 personas, físicas y jurídicas, entrarían en el cómputo.

En varias ciudades indonesias se han celebrado manifestaciones cuyo principal desencadenante es la desigualdad económica. El presidente Suharto ha amenazado a los ciudadanos más ricos que no quieren colaborar en programas asistenciales del gobierno con poner señales en sus casas para avergonzarles.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares