El hambre que está a nuestro lado

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Según la FAO, hay 800 millones de personas subnutridas en el mundo
En los países en desarrollo existen 790 millones de personas que carecen de los alimentos suficientes. Sin embargo, según revela “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo”, último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el problema del hambre no es sólo cuestión de africanos y asiáticos. También afecta a 26 millones de habitantes de Europa del Este y la antigua Unión Soviética y a otros 8 millones en los países industrializados.

Dentro de los países ex comunistas europeos, la situación es especialmente preocupante en la antigua Unión Soviética (22 millones de personas subnutridas, el 7% de la población) y en la ex Yugoslavia (4 millones de personas subnutridas, el 4% de la población).

Entre los países ricos, un caso llamativo es el de Estados Unidos. Los datos fueron obtenidos por medio de una pregunta sobre seguridad alimentaria que se unió a la encuesta demográfica que se hace todos los años: “En los últimos doce meses, ¿se encontró con que usted u otros familiares adultos tuvieron que ayunar un día entero por no disponer de dinero suficiente para comer?”. Los resultados indicaban que 800.000 familias padecieron hambre. Como la encuesta se basó en familias y no en individuos, no se sabe el número de personas que están afectadas de subnutrición en EE.UU.

Aunque sea revelador ver que en los países industrializados también hay personas que sufren hambre, las cifras del mundo en vías de desarrollo son mucho más graves (ver cuadro). India y China tienen el mayor número de personas subnutridas, con 204 y 164 millones respectivamente. Sin embargo, consuela que en ambos países haya descendido el hambre en términos relativos: en la India, del 38% al 22% de la población, y en China, del 30% al 13%. Pero es en el África subsahariana donde mayor porcentaje de la población está subnutrida.

Lo peor, África y Asia

En los países en desarrollo el número de personas subnutridas ha disminuido en 40 millones desde el período 1990-92 a 1995-97. La FAO considera que no se arregla gran cosa con este avance de 8 millones por año. Con ese ritmo se llegaría al año 2015 con 638 millones de personas subnutridas. Para lograr los objetivos fijados en la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996, cada año se debería reducir el número en al menos 20 millones de personas.

Catástrofes naturales y guerras

Después de las últimas estimaciones del hambre en el mundo, realizadas por la FAO en 1997, diversas conmociones medioambientales, económicas y políticas han trastornado la producción agrícola y han hecho engrosar las listas de indigentes.

El huracán Mitch produjo enormes daños en Honduras y Nicaragua. Las inundaciones en varios países de Asia oriental y suroriental hacen temer un retroceso. Lo mismo ocurre con el Oriente Próximo, donde el problema es la sequía. En esta región se prevé que la producción de cereales será un 16% inferior a la del año pasado.

En otros lugares, la causa de la inseguridad alimentaria está en los conflictos bélicos. Kosovo y Angola son dos de las zonas afectadas. En Angola, la distribución de víveres a mediados de año sólo alcanzaba a las necesidades del 60% de la población. En Afganistán, más de un 40% de las tierras de labrantío están plagadas de minas y no pueden utilizarse.

Las crisis financieras figuran también entre las causas graves de problemas alimentarios. El ejemplo más claro es Indonesia. En este país asiático, el porcentaje de personas subnutridas ha pasado del 6% registrado en el período 1995-97 al 12% de 1999.

Ver también: Bancos de alimentos un activo contra el hambre (servicio 156/99)Jordi Benítez

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares