Aún hay clases en la clase obrera

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Los sindicatos franceses han tocado a rebato contra la reforma laboral preparada por el gobierno, con manifestaciones de protesta en todo el país. La consideran un regalo a los empresarios. En cambio, los partidarios sostienen que fomentará los contratos fijos para jóvenes y para trabajadores de baja cualificación, los dos grupos más afectados por el paro. El proyecto elaborado por la ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, ha sido recibido con tanta oposición, que el gobierno ha decidido aplazarlo y

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares