Censo de Sudáfrica: una población más numerosa, con menos blancos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 28s.

Johannesburgo. En la Sudáfrica actual, cuatro de cada cinco habitantes es negro, el porcentaje de población blanca disminuye, en torno a un tercio carece de empleo formal y el inglés es solo la quinta lengua más hablada. Estos son algunos rasgos de la nueva Sudáfrica que revela el censo realizado en 2001, y cuyos resultados empiezan a publicarse.

La población total es de 44,8 millones, un 10% más que en el censo anterior de 1996. También ha cambiado la composición. La población negra creció 2 puntos, con lo que ahora representa el 79% del total; parte de este aumento se debe a la llegada de inmigrantes de otros países africanos en busca de mejores oportunidades o que escapa de las guerras. En cambio, decrece un 1% la población blanca, que emigra, entre otras razones, por el alto índice de criminalidad y la disconformidad por el nuevo modo de llevar el país; ahora los blancos representan el 9,6% del total. Por otro lado, la población india y asiática se mantiene en un 2,5% y los mestizos (llamados coloured) en un 8,9%.

Casi el 50% de la población es menor de 24 años. Desde 1996 se ha dado una disminución del 2% en la población menor de 14 años. La esperanza media de vida no es más que de 46,5 años.

Con relación a las migraciones, ya desde hace algunos años son más los que se van que los que entran. Generalmente los inmigrantes provienen especialmente de países africanos, sobre todo de Zimbabue, y también de la India y el Reino Unido. La mayoría de los que emigran van a Europa.

De las 11 lenguas oficiales, el zulú es la lengua más usada, materna para casi un cuarto de la población, seguido por el xhosa (17,6%) y el afrikaans (13,3%). El inglés (8,2%), a pesar de ser solo la quinta lengua, es la utilizada para el comercio y la ciencia.

Los mayores cambios se han dado en educación y formación profesional. Para capacitar a la población, especialmente a los jóvenes, el gobierno puso en marcha en 1997 un programa que moviliza no sólo a instituciones educativas sino también a las empresas, incentivándolas por medio de exoneración de impuestos para capacitar a su personal (cfr. servicio 51/01). Se va percibiendo una lenta mejora.

En estos años se ha dado prioridad a la educación primaria y secundaria, dedicando a este fin alrededor del 22% del presupuesto. Casi el 89% del total del gasto en educación en 1999-2000 se destinó a retribución de personal, por lo que se entiende la escasez de material escolar.

Aunque ha crecido el número de personas que han terminado la educación secundaria, todavía 1 de cada 3 personas de más de 20 años no han completado la enseñanza primaria o no han recibido ninguna clase de educación formal.

Pocos años después de la era del apartheid, Sudáfrica sigue siendo un país donde coexisten sectores muy dispares: junto a los que todavía no tienen agua corriente o electricidad hay quienes disfrutan de las más innovadoras tecnologías. El lento proceso de desarrollo es debido, entre otros motivos, a la falta de gente capacitada para llevar a cabo las transformaciones de la sociedad.

El desempleo es uno de los grandes problemas estructurales en Sudáfrica. Según el censo de 1996, el 34% de los adultos carecía de empleo formal, porcentaje que ha disminuido al 29,5% en el último censo, gracias a las políticas de promoción de las pequeñas y medianas empresas y el turismo. El 27% de la población está empleada en ocupaciones elementales, con un ingreso muy escaso. El desempleo es especialmente alto entre las mujeres negras.

Uno de los instrumentos del gobierno para modificar el mercado laboral ha sido la discriminación positiva en el empleo y la contratación del sector público. De este modo, en pocos años aumentó la presencia de africanos, principalmente mujeres, en los puestos de trabajo, tanto en el sector público como en el privado.

Águeda Colom

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares