Ateos contra el aborto: esto no va de religión

publicado
DURACIÓN LECTURA: 1min.

Cuando el Tribunal Supremo estadounidense anunció la revocación de Roe v. Wade, varios medios de comunicación señalaron que la decisión se apoyaba en motivos religiosos y que el movimiento provida estaba imponiendo sus creencias al resto del país. Se cuestionó así la existencia de los “ateos provida”. La abogada y académica Mary Fiorito, sin embargo, replica en Our Sunday Visitor que ahora más que nunca la defensa del no nacido acoge a humanistas seculares, ateos y agnósticos, que “no tienen más sistema de creencias que la ciencia”.

Rehumanize International, Secular Pro-Life, Equal Rights Institute y Progressive Anti-Abortion Uprising son todos grupos provida liderados por ateos o agnósticos, que siguen la ciencia y luchan por la defensa de los derechos humanos. Fiorito recoge la postura de Herb Geraghty, director de Rehumanize: “Uno no necesita, en absoluto, creer en Dios para oponerse a que se le quite intencionalmente la vida a un ser humano”. Estos líderes puede que no estén de acuerdo con los activistas cristianos en otras cuestiones, pero lo están en una cosa: la convicción de que la vida humana se tiene que proteger en todas sus etapas.

Monica Snyder, directora de Secular Pro-Life, dice por su parte que está en contra de la interrupción del embarazo porque “destruye a humanos”, lo cual no es una convicción religiosa: “Son los activistas proaborto quienes quieren hacer que el debate sea religioso, porque la biología no apoya su postura en absoluto”. Y la biología es clara con que la vida humana comienza con la fecundación. En esto concuerdan 9 de cada 10 biólogos encuestados en un sondeo de 2019.

Fiorito advierte que si el debate del aborto fuera esencialmente religioso, entonces la discusión se eliminaría del foro público. Así, los activistas proelección se ahorrarían preguntas incómodas que sí le convienen a este debate, como la del comienzo de la vida o la de los límites de la libertad ante los derechos humanos de terceros.

Un comentario

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.