Homefront: The Revolution

DATOS DEL VIDEOJUEGOGénero: acción en mundo abierto.
Plataformas: PS4, Xbox One, PC.
Versión analizada: PS4.
Desarrolladora:
Crytek Studios.
Distribuidora: Koch Media.
Idioma: totalmente en castellano.
PEGI: 18.
Contenidos: violencia, lenguaje malsonante.
Precio: PS4, Xbox One: 64,95 €; PC: 54,95 €. Goliath Edition: PS4, Xbox One: 159,95 €; PC: 149,95 €.
Web oficial

GÉNEROS JUEGOS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El desarrollo de Homefront: The Revolution ha sido tortuoso: cambios de estudio, asuntos técnicos, retrasos… y se ha notado en el producto final, aunque la premisa es interesante.

En un futuro no muy lejano, los Estados Unidos han sucumbido al poderío de una Corea del Norte a la que compraron de todo, incluso armamento, y cuando llegó la hora de defenderse, con solo pulsar un botón, la superpotencia más poderosa del mundo quedó en pañales. Ahora vive bajo el yugo norcoreano y el jugador, un sencillo guerrillero, debe despertar y liderar una revolución en Filadelfia (cuna de los rebeldes) que acaba de perder a su líder.

Ambientado en un mundo abierto, nuestra misión es ir poco a poco conquistando zonas, sumando guerrilleros a nuestro lado y conseguir que Filadelfia entera se levante contra los “norcos”. Para ello debemos establecer estrategias, comprar armas, modificarlas y planificar ataques.

Y lo cierto es que todo esto queda muy bien sobre el papel, pero tres fallos lastran el resultado global: un apartado técnico absolutamente desfasado (la velocidad de la imagen es, casi siempre, bajísima), una IA tanto de los compañeros como de los enemigos casi inexistente y un control errático que nos deja vendidos en los peores momentos. No se puede negar que, una vez que pillas el tranquillo a las misiones, enganchan y quieres hacer otra y otra y otra más, pero desespera ver fallos de lógica y funcionamiento que te hacen fracasar continuamente en situaciones absurdas.

No es mal juego, en absoluto, y sentir la adquisición de suministros más potentes y su uso tiene su recompensa e invita a seguir, pero nunca deja de notarse que había muchas ideas pensadas y un verdadero intento de desarrollar un juego “triple A” que al final se ha quedado a medio camino o menos. Eso sí, viene totalmente en castellano, aunque se han colado sin doblar algunas frases en inglés. Por su violencia y lenguaje malsonante es un título restringido a mayores de edad.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares