DiRT 4

DATOS DEL VIDEOJUEGOGénero: Simulador de conducción.
Plataformas:
PS4, Xbox One y PC.
Desarrolladora: Codemasters.
Distribuidora: Koch Media.
PEGI: 3.
Idioma: Totalmente en castellano.
Precio: PS4 y Xbox One, 59,99 €; PC, 44,99 €.
Web oficial

GÉNEROS JUEGOS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Codemasters es una empresa reconocida gracias a, entre otros productos, los míticos Colin McRae Rally. Tras el fallecimiento de la estrella de la conducción y con el cambio de nombre –pasó a llamarse DiRT–, el enfoque fue cambiando y actualizándose. El año pasado tuvimos Dirt Rally, un notable título que aún podía mejorar, y así ha sido.

DiRT 4 es la confirmación de que Codemasters sigue ostentando la corona de reyes de la simulación de rallies y no tiene intención alguna de dejarla ir: 50 vehículos perfectamente recreados tanto a nivel visual como de comportamiento, tramos reales en ubicaciones reales, personalización profunda y simulación hasta en el último detalle. Es complicado mejorarlo, pero lo han logrado gracias a la inserción de más variantes, que abarcan desde pequeños monoplazas a grandes camiones. Además, ahora es más accesible que nunca, gracias a la inclusión de dos modalidades: simulación (para los más exigentes) y gamer (para los jugadores casuales).

Por si fuera poco, el modo online no solo incluye los clásicos marcadores para compararnos con otros jugadores, sino competiciones realmente intensas e incluso un creador de circuitos que alarga la vida hasta casi el infinito. Y hay más, ya que se dispone de un apartado para practicar todo lo que queramos, con retos de diversa dificultad y configurables.

Técnicamente poco se puede achacar a unos gráficos tremendamente fluidos, un estupendo doblaje al castellano y una banda sonora para los menús totalmente acorde con la temática. Las sombras vienen del lado de la ausencia del multijugador offline (un juego así lo pide a gritos), unos menús que podrían mejorarse y algunos apartados contradictorios que no se explican, como las vueltas limpias sin incidentes que luego no funcionan como parecen.

Codemasters ha logrado un juego profundo, muy disfrutable, lleno de contenido y apto para una gran cantidad de jugadores. Los fans de las carreras, la simulación y los rallies están de enhorabuena y no deberían pensarlo dos veces.

Artículos relacionados
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares