Vivir solidariamente

Ignasi Carreras y Marita Osés

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Editorial Planeta / Fundación Intermón Oxfam. Barcelona (2002). 323 págs. 17 €.

Ignasi Carreras es director general de Intermón Oxfam y ha colaborado durante 25 años con diversas entidades no lucrativas. Marita Osés, su mujer, se dedica profesionalmente a la traducción y ha trabajado como voluntaria para varias ONG. Este libro que han escrito conjuntamente es una buena guía práctica que muestra cómo la solidaridad puede impregnar nuestra vida diaria. Por eso, pese a la importancia que las ONG tienen en él, el espíritu del libro es animar a la solidaridad no sólo a través del voluntariado o del apoyo económico a dichas entidades, sino con algo más profundo y rico que se materializa en diversas iniciativas. Los autores han tenido el acierto de apoyarse en testimonios y experiencias de personas con circunstancias familiares, sociales y profesionales distintas, que han hecho vida de la solidaridad.

El texto está dividido en ocho capítulos. El primero, de modo muy significativo, explica la solidaridad en la familia y contiene interesantes reflexiones en torno a la educación de los hijos, las celebraciones familiares, o iniciativas muy valiosas como el acogimiento familiar y la adopción. El siguiente capítulo explica algunas de las grandes campañas (condonación de la deuda externa, 0,7% para ayuda al desarrollo, etc.). Los tres siguientes apartados se refieren a la colaboración con las ONG a través del apoyo económico y del voluntariado desde una perspectiva amplia. El capítulo sexto explica lo relativo al consumo responsable y a las inversiones éticas o solidarias. El séptimo está dedicado al medio ambiente y al modo en que, con nuestro comportamiento, podemos contribuir a su conservación y al desarrollo sostenible. Por último, el octavo analiza la globalización y las posibilidades de que ésta revierta en un mundo más solidario y justo.

El libro es una buena aproximación a la solidaridad entendida más allá de la moda, lo epidérmico o puramente sentimental. Sus autores transmiten coherencia de vida, sencillez y mucho sentido común. Puede ser además un buen libro de divulgación a efectos de explicar algunos aspectos del tercer sector. Con todo, algunos de sus planteamientos parecen guiados más por la buena voluntad que por el análisis riguroso, especialmente en lo que se refiere a algunas reflexiones sobre el origen y las causas de la pobreza y el modo de solucionarla (capítulos 6 y 8). De igual modo, concretas iniciativas como la “solidaria” donación de óvulos y esperma (pág. 62) y el silencio absoluto sobre la solidaridad en la protección de la vida naciente y terminal forman algunas notas discordantes de este, por lo demás, excelente libro.

Aurora Pimentel

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares