Vivir el domingo

José Antonio Íñiguez Herrero

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

EUNSA. Pamplona (2000). 135 págs. 950 ptas.

Siguiendo el camino abierto por la carta apostólica Dies Domini de Juan Pablo II, el autor trata de explicar lo que debería significar el domingo para los cristianos. El domingo no puede ser entendido solo como un día más de fiesta, sino que debe ser realmente el día del Señor. Con esta base, el autor comenta alguna de las actitudes que el cristiano puede cultivar en ese gran día de fiesta semanal. No solo es importante el descanso -don de Dios-, sino que también es preciso dedicar una atención especial a los otros, sobre todo a los que más lo necesitan a nuestro alrededor. El domingo es también un día de oración. El autor dedica varios capítulos a explicar la eucaristía y la dimensión familiar del domingo. Es un libro breve, escrito con un estilo sencillo, de lectura fácil. Abundan las anécdotas y los ejemplos. Además, explica bastantes apartados de la carta apostólica y del Catecismo de la Iglesia Católica.

Josemaría Carabante

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares