Una puerta que nunca encontré

Periférica.

Cáceres (2012).

101 págs.

15,50 €.

Traducción: Juan Sebastián Cárdenas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Con los claros acentos autobiográficos de todas las narraciones del autor, en Una puerta que nunca encontré se presentan cuatro temporadas de su juventud tituladas, cada una, con una fecha: octubre de 1931, de 1923, de 1926, y abril de 1928. En la primera, el narrador está con un anfitrión rico, acerca del que ironiza y a quien le cuenta su vida en el barrio armenio de Brooklyn. En la segunda se centra, sobre todo, en su regreso a su

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción