Tuyo es el reino

Abilio Estévez

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tusquets. Barcelona (1997). 346 págs. 2.500 ptas.

Abilio Estévez (La Habana, 1954) pertenece a la generación de cubanos que han vivido toda su historia bajo la dictadura castrista. Su trayectoria vital y profesional no es la de un rebelde, ni quizá tampoco la de un entusiasta respecto al régimen, pero sí la de alguien acomodado a él. Ahora, en su primera novela, parece plantearse la peculiar situación de su país, que arrastra un largo pasado de ilusiones frustradas y mira hacia un futuro con incertidumbres inquietantes.

La obra tiene como centro un caserón ruinoso, llamado simbólicamente La Isla. Sus estancias desconchadas y sus jardines selváticos sirven de centro de reunión a una serie de personajes, coprotagonistas de un relato coral.

A falta de una estructura argumental con trayectoria capaz de sustentar la trama, ésta se convierte en un interminable entrecruzarse de personajes, apenas perfilados. La dificultad para distinguir sueño y realidad, para captar alusiones socioculturales y para apreciar referencias costumbristas desorienta al lector, perdido en un laberinto sugerente pero también caótico.

El estilo, de un barroquismo que conduce a la inevitable evocación de Lezama Lima, es el elemento más destacado y elaborado de una novela en la que las sensaciones, sentimientos y pasiones predominan deliberadamente sobre el contenido de fondo. Apenas unos sonidos de balas y de sirenas policiales recuerdan que Cuba es una dictadura comunista, y las alusiones políticas y sociales son todo lo ambiguas y discretas que cabe esperar en un autor no desafecto al régimen de Castro. En un horizonte apático, desesperanzado y vitalista a la vez, se nota la ausencia de sentido de la libertad individual y una exaltación de la sexualidad en la que lo onírico alterna con un realismo sucio muy crudo.

Pilar de Cecilia