Sobre la crónica de la Casa Gris

TÍTULO ORIGINALZur Chronik von Grieshuus, Immensee, Psyche

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alba Clásica. Barcelona (1996). 216 págs. 1.700 ptas.

Hans Theodor Storm (1817-1888) nació en Husum, una pequeña ciudad alemana situada a orillas del mar del Norte. Cultivó la poesía, pero es reconocido sobre todo por la amplitud de su obra narrativa (escribió 58 relatos). Su obra maestra, El jinete del caballo blanco, le sitúa como uno de los máximos representantes de la prosa alemana. Todas sus obras están impregnadas de una leve nostalgia y un fuerte sentimiento afectivo hacia su tierra natal.

Este volumen reúne tres muestras de la narrativa del autor alemán. El relato que da título al libro parte del misterio que evoca el lugar donde antaño existía un castillo, morada de una familia aristocrática ya extinguida. El narrador refiere la historia de las tres últimas generaciones a través de la vida de Hinrich. El amor, la venganza y el destino se entrelazan dando al lugar de los hechos un aura de leyenda. Immensee es un entrañable relato sobre un tema típicamente romántico: el recuerdo del amor perdido y de los días felices de la juventud a través de la mirada nostálgica de un anciano. Psique es una pequeña pieza que traslada la historia de Apuleyo al mundo nórdico con una narración llena de contenido artístico, sencillez y frescura.

La literatura de Theodor Storm manifiesta con nitidez las características de una fuerte naturaleza romántica: el apego a su patria; la irreprimible nostalgia del pasado, siempre irrecuperable y magnificado; y el amor. Sobresalen las referencias a la naturaleza y las descripciones de los paisajes de las tierras altas de Alemania. Su estilo es suave y sentimental, sin ser sensiblero. El autor juega con estos rasgos hasta dotar a los relatos de una reminiscencia legendaria. Según Thomas Mann -autor del prólogo que contiene esta edición, escrito en 1930-, Theodor Storm consiguió, en la novela corta, “una altura nunca más alcanzada hasta ahora”.

Pablo de Santiago