Sin destino

TÍTULO ORIGINALSorstalanság

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Plaza & Janés. Barcelona (1996). 196 págs. 2.550 ptas.

Esta novela, escrita en 1975, muestra que el holocausto judío sigue siendo un filón narrativo inagotable. Imre Kertézs (Hungría, 1929) recuerda su propia experiencia en Auschwitz, donde pasó parte de su adolescencia.

Un año antes del final de la guerra, György Köves, un chico de catorce años, es deportado desde su Budapest natal hasta Alemania. Su ignorancia ante lo que significa tal acontecimiento marca el tono general de la novela, una visión del horror de los campos de concentración nazis desde la perspectiva inconsciente de un muchacho. En un año vive en tres campos distintos, pero ninguno le deja una impresión tan fuerte como el primero, Auschwitz. Después de un viaje asfixiante, sólo permanece allí tres días, tiempo más que suficiente para que los lectores conozcan el horror de aquel campo de exterminio. Posteriormente pasa por Buchenwald y, por último, es trasladado al campo de Zeitz para realizar trabajos forzados.

Al ser el propio chico quien relata su historia, la visión de los acontecimientos viene determinada por su inocencia y por la aceptación de su propio destino. En sus reflexiones no hay venganza ni odio -“yo no me di cuenta de que eran horrores”-; por el contrario, y esto es lo que supone el verdadero espanto de la novela, hay incluso una verdadera nostalgia, pues en el campo había sentido también “algo que se parecía a la felicidad”.

El estilo ágil de Kertész impone a la novela un vigoroso ritmo narrativo, difícil de acomodar en un relato que no cuenta un elenco de maldades, sino un modo sobrecogedor de asimilarlas. Aparte de su belleza y de su valor literario, Sin destino es una parábola real y atroz sobre el mal y su presencia en el mundo.

Pablo de Santiago

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares