Padre mío bueno: Margarita Moro Roper. Perfil biográfico y epistolario

Rialp. Madrid (2007). 233 págs. 13 €.

Eugenio Olivares, profesor universitario de Literatura inglesa medieval y renacentista, se centra en la figura de la hija mayor de Tomás Moro, Margarita (1505-1544). Se sabe poco de ella, aunque sí que fue exquisitamente educada, que fue una persona de talla intelectual, el fruto más parecido a su padre en virtud y conocimientos. Además de esposa y madre dedicada, escribió, tradujo y mantuvo contactos con Erasmo y Vives.

El profesor Olivares reivindica la vida propia de esta mujer aunque es inevitable que en todo el libro -desde el propio título- no deje de hablarse de su padre. El perfil biográfico exprime lo poco que hay y resume los cortos años de Margarita, centrándose en su formación y su actuación durante y después del proceso que sufrió su padre. De las veintitrés cartas que componen el epistolario, la segunda parte del libro, cuatro son de ella y el resto son cartas que recibió, casi todas de su padre.

Padre mío bueno es un libro claro, riguroso, sopesado, documentado y exacto; escrito con precisión, elegancia y propiedad. La bibliografía y aparato crítico están acertadamente distribuidos de modo que se facilita la lectura para el no especialista. A la vez, se advierte una íntima sintonía de Olivares con Moro y su entorno. Comprende su visión de la familia y de la santidad en medio del mundo, y esto le permite intercalar jugosos comentarios y acercarnos de manera instructiva la vida y obra del Canciller de Inglaterra, entre la que destaca, de manera eminente, la formación de una hija a su imagen y semejanza.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares