No digas nada

No digas nada

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALSay Nothing

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2020)

Nº PÁGINAS544 págs.

PRECIO PAPEL22,90 €

PRECIO DIGITAL10,40 €

TRADUCCIÓN

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El conflicto que enfrentó a republicanos y unionistas en Irlanda del Norte durante más de tres décadas resulta de tan difícil clasificación que el nombre con el que se lo conoce, The Troubles, parece un tributo a su propia naturaleza indescriptible. Los Problemas fueron una contienda civil soterrada, una lucha entre facciones terroristas, un capítulo más en el proceso de descolonización, un levantamiento guerrillero y, antes de la guerra de los Balcanes, la última página de las llamadas guerras de religión en el continente europeo.

La convivencia de protestantes y católicos en el Ulster había estado marcada por la discriminación, en ocasiones brutal, contra los segundos. Los católicos no podían acceder a los puestos de trabajo mejor remunerados ni a determinados cargos en la administración pública, el acceso a las prestaciones del Estado del bienestar también les era esquivo, y el historial de la policía de la región, la Royal Ulster Constabulary, tenía poco que envidiar a la de cualquier régimen antidemocrático.

Con este trasfondo, el periodista de raíces irlandesas Patrick Radden Keefe, articulista en The New Yorker, ha elaborado una crónica extraordinaria, con el alma de una novela psicológica y el pulso de un ensayo histórico, y digna de incorporarse al canon de lecturas de cualquier facultad de periodismo. Tirando del hilo de la desaparición en 1972 de Jean McConville, viuda, madre de diez hijos y supuesta confidente, Keefe se sumerge en las vidas de los miembros más destacados del IRA, especialmente de las hermanas Price, del siniestro ejecutor Brendan Hughes y del ambiguo y sibilino Gerry Adams, reconvertido más tarde en dirigente político.

La de Dolours Price es una de las voces más importantes del libro, no solo por su participación en algunos de los atentados y crímenes más salvajes de los republicanos, sino por su trayectoria posterior, en la que esta defensora de “una revolución mundial violenta” –al menos según el Times de Londres– acabó psicológicamente devastada por las consecuencias de sus actos.

Entre las muchas virtudes de Keefe destaca su aguda percepción moral, y la enorme sensibilidad con la que transmite el dolor de las víctimas. Sin abandonar nunca la objetividad periodística, es capaz de señalar todas las dimensiones éticas de un conflicto extremadamente complejo, entregando así un balance de los daños minucioso y vivido.

Su capacidad de esclarecer la maraña de causas políticas, religiosas, sociales y personales que llevaron a centenares de personas a desembarazarse de todo límite a la hora de alcanzar sus objetivos es asombrosa. Gracias a ella, invita al lector, no a concluir que la política es el origen de demasiados males, sino a descubrir que, cuando se la despoja de humanidad y compasión, pierde la capacidad que tenía de transformar los instintos tribales en una lucha por el bien común.