Narciso negro

Roca. Barcelona (2008). 238 págs. 17 €. Traducción: Isabel Ferrer y Carlos Milla.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Unas monjas anglicanas son enviadas a poner en marcha un convento en un viejo palacio situado en las montañas de Darjeeling, al norte de la India. Una vez allí, ponen en marcha una escuela, un dispensario y unos jardines. La belleza de las montañas, la bondad y el modo de ser de la gente, y las excepciones que se ven obligadas a permitir dada su situación, parecen ir cambiándolo todo.

El relato se centra, sobre todo, en el mundo interior de las monjas, cada una con sus propios conflictos interiores, y en especial el de la superiora: una brillante joven irlandesa con grandes dotes pero también dura en exceso. Unos choques aumentan y otros se suavizan debido al señor Dean, un occidental acostumbrado a vivir allí que conoce bien las costumbres de los nativos, rudo y corrupto pero también con un fondo de honradez y un deseo sincero de ayudar.

La historia está bien escrita, como se puede esperar de Rumer Godden (1907-1998), la autora de El río, una escritora capaz de matizar la evolución de los estados de ánimo, de presentar unas cuidadas descripciones ambientales, de construir unos diálogos acerados, y de concluir su novela sin un cierre romántico en falso.

Está planteada con agudeza la desorientación de las monjas en su nuevo ambiente, que si se acentúa mucho debido a los desafíos que se les plantean, parece tener su origen sobre todo en su falta de recursos interiores.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares