Mis gloriosos hermanos

TÍTULO ORIGINALMy Glorious Brothers. The Jewish Rebellion

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Edhasa. Barcelona (1995). 245 págs. 2.600 ptas.

Howard Fast (Nueva York, 1914) empezó a escribir durante la Gran Depresión de los años treinta. Sus obras, ambientadas en épocas muy diversas, suelen tener un trasfondo de lucha social. Una de sus novelas más conocidas, Espartaco, fue llevada al cine por el británico Stanley Kubrick en 1960.

Mis gloriosos hermanos es un canto a la lucha que sostuvo el pueblo judío por su libertad religiosa contra los reyes seleúcidas, en el siglo II a.C. La guerra, narrada en los libros de los Macabeos, fue muy dura y desigual.

La historia, que se ciñe bastante a las fuentes bíblicas, está narrada en primera persona por Simón, el segundo de los Macabeos. A través de la vida de sus hermanos -a cada uno de ellos se dedica un capítulo-, Simón analiza minuciosamente las campañas militares, los conflictos personales y políticos de los caudillos -sobre todo los suyos propios-, la asimilación del helenismo por parte de los judíos ricos de Jerusalén y las reacciones de la gente del pueblo ante el conflicto. Pese a que buena parte del libro se centra en las numerosas batallas, el autor ha sabido recrear acertadamente la vida cotidiana, las ambiciones, las costumbres de los personajes, haciendo gala de un gran lirismo en las descripciones de paisajes.

Howard Fast plantea la búsqueda de la libertad como una necesidad vital para los oprimidos y rinde homenaje al pueblo que “con su religión, sus normas de vida y su amor a la patria, forjó esa espléndida máxima de que la resistencia a la tiranía es la forma más genuina de la obediencia a Dios”.

Guadalupe Pérez Aguirre