Mientras dan las nueve

TÍTULO ORIGINALZwischen neun und neun

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Destino. Barcelona (2005). 216 págs. 17,50 €. Traducción: Ana Bosch Benítez.

La editorial Destino está reeditando algunas obras del escritor de origen judío Leo Perutz, que nació y vivió en Praga hasta la Segunda Guerra Mundial, momento en el que se trasladó a Palestina huyendo del ejército del Tercer Reich. Ya reeditadas “El maestro del Juicio Final” (ver Aceprensa 98/04) y “El Judas de Leonardo”, le ha llegado el turno a “Mientras dan las nueve”, obra publicada en 1918. Narra la curiosa historia de Stanislaus Demba, un estudiante austriaco firmemente enamorado de su novia y estimado por los que le rodean. Por circunstancias en principio desconocidas, Demba se ve obligado a ocultar sus manos, lo que provoca angustiosas situaciones que deberá sortear con agilidad y rapidez para salvaguardar el secreto que guardan. Después de numerosos episodios agobiantes y absurdos, es el propio Demba el que pone fin a su aventura al aceptar que no puede huir permanentemente del destino.

Alrededor de la figura del atormentado protagonista aparecen personajes muy bien perfilados, como su novia, la frívola Sonja, que mantiene su amor a Demba por temor a este; o la atenta Steffi, que como contrapunto a Sonja, ama sin esperar nada a cambio. Otros personajes secundarios encarnan variados ejemplares de la sociedad burguesa de Viena: médicos, policías, catedráticos, niñeras, comerciantes, etc.

Los diálogos del protagonista con cada uno de ellos son un sufrimiento para Demba, ya que sólo puede valerse de un ingenio que en ocasiones roza el absurdo, lo que sirve al autor para elaborar una peculiar teoría de la culpabilidad que tiene como raíz una concepción egoísta del amor. Por otro lado, la trama, bien desarrollada, se apoya en una misteriosa ambientación policiaca que añade una intensa carga de “suspense”, sazonada a la vez de finas ironías y situaciones cómicas. Perutz ha escrito una novela entretenida e inteligente, aunque en cierto sentido pesimista, pues defiende que ciertos destinos están reñidos con la felicidad.

José María Fernández Fuentes

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares