Los vencejos

Los vencejos

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2021)

Nº PÁGINAS704 págs.

PRECIO PAPEL22,90 €

PRECIO DIGITAL11,99 €

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cinco años después de Patria, novela que abordaba la realidad del País Vasco en relación con ETA, y que obtuvo gran éxito de público y crítica, así como numerosos premios, Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) cambia de registro y plantea una obra de temática muy diferente.

Los vencejos se desarrolla en Madrid, fundamentalmente en el barrio de La Guindalera. El protagonista es Toni, un profesor de instituto cincuentón que imparte filosofía, materia que no le convence. Está separado de Amalia y tiene un hijo, Nikita, bastante problemático. Vive con su perra y solo tiene un amigo llamado Patachula, tipo bastante rocambolesco. Toni es racionalista hasta la médula y está hastiado de vivir, hasta el punto de que ha decidido suicidarse e incluso ha concretado la fecha: un año después del inicio del diario.

Durante 365 días, además de leer, recrea su trayectoria vital con numerosos saltos temporales. Evoca su infancia, de la que recuerda a su odiado padre y los episodios de violencia doméstica que protagonizó, así como el rechazo hacia su madre y las diferencias con su hermano. Mientras escribe se embarca en una apasionada relación sentimental con la que intenta difuminar su crisis existencial sin conseguirlo. Absolutamente desencantado y airado con la vida, pide cuentas a un Dios en el que no cree. A la vez, convierte el sexo en el principio y fin de sus sentimientos y en su vía de escape, aventuras de diferente voltaje que aparecen descritas frecuentemente.

Aramburu trenza una historia que engarza el pasado con el presente y que gira totalmente en torno al protagonista, eje de una trama ácida y pesimista, aunque en la narración no faltan guiños humorísticos e incluso cierto deje de ternura. La novela es correcta desde un punto de vista técnico y está bien armada psicológicamente en relación con el protagonista, aunque las cuestiones tratadas resultan a veces reiterativas.