Los musulmanes en Europa

José Morales

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

EUNSA. Pamplona (2005). 152 págs. 12 €.

José Morales, autor de estudios teológicos e históricos, se ha interesado en otros libros sobre la realidad social, cultural y política del Islam. Así, a sus precedentes estudios “El Islam” (2001) y “Caminos del Islam” (2004), suma ahora este interesante ensayo social sobre los musulmanes en Europa, con un capítulo dedicado a los musulmanes en España.

Si de algo peca este nuevo trabajo del profesor Morales, aparte de los defectos de transcripción fonética de algunas palabras árabes tan frecuentes en autores españoles, es de brevedad; pero, al mismo tiempo, permite una lectura rápida que conduce a los interesados en este tema hacia otros ensayos más amplios citados en la bibliografía final.

Para muchos estudiosos, como el francés Gilles Kepel, los musulmanes europeos, es decir, los descendientes de segunda o tercera generación de los inmigrantes procedentes de las antiguas colonias británicas y francesas, están llamados a “modernizar” el Islam, como consecuencia del contacto con la cultura occidental. En este sentido representan una esperanza de moderación del islamismo agresivo que se vive en parte del mundo islámico.

José Morales no llega a pronunciarse en este sentido. Pero se atreve a teorizar sobre la radical dificultad de “asimilación” de la cultura occidental que experimenta la inmensa mayoría de los musulmanes que han emigrado a Europa, donde, curiosamente, son las organizaciones católicas, especialmente Cáritas, las que se han mostrado más acogedoras con ellos. Morales establece, además, una diferencia entre esa “asimilación” casi imposible y la “integración” que, en cambio, parece mucho más asequible. De hecho, una buena parte de estos “musulmanes europeos” se manifiesta perfectamente integrada en la sociedad occidental… sin dejar de mantener sus diferencias religiosas, familiares y culturales.

El estudio aporta numerosos datos referidos a los distintos países europeos donde más se han concentrado los corrientes migratorias -Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia y España-.

A partir de ellos se pueden desglosar las características predominantes del musulmán en Europa: vive automarginado y en permanente tensión entre la secularidad occidental y la fidelidad a su religión, tropieza con una civilización que le es ajena, repudia expresamente la “modernidad” aunque acepte sus reglas de juego con desconfianza, defiende con orgullo su propia identidad, tiene miedo a la xenofobia y lo manifiesta con actitudes defensivas y, finalmente, se refugia en su fortaleza familiar.

Sin necesidad de descender al análisis del fenómeno del terrorismo islamista ni a las infiltraciones del radicalismo islámico que trata de captar futuros “muyahidines”, José Morales ofrece unas finas pinceladas sobre la diversidad de tradiciones islámicas que hacen de los musulmanes europeos una amalgama heterogénea de costumbres y conocimientos del Corán.

Esta diversidad, sin embargo, aparece encubierta por lo que en la superficie une a la “umma”, como puede ser la observancia del ayuno durante el mes de Ramadán, la oración comunitaria de los viernes, el modo de vestir o la discriminación de la mujer. En pocas palabras, los musulmanes, como reflejo de sus propias comunidades de origen, están divididos e, incluso, recelan unos de otros.

Acaso uno de los aspectos más llamativos del estudio de José Morales es el referido a las conversiones de europeos al Islam, que si bien pueden tener motivaciones muy diversas, tienen como causa común la paulatina pérdida de identidad cristiana que se percibe en Europa, el escaso conocimiento del cristianismo por parte de los conversos, la frustración por la pérdida de valores netamente cristianos y el ansia de vida espiritual que cubre con creces la práctica del sufismo.

Manuel Cruz

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares