Llega un hombre y dice

Salamandra. Barcelona (2008). 285 págs. 17,50 €. Traducción: Ana Mª de la Fuente.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Samson Greene, profesor de literatura de la Universidad de Columbia, es encontrado en estado de amnesia después de vagar durante una semana por el desierto de Nevada. Al regresar a casa con su esposa Anna, descubre que a consecuencia de un tumor ha perdido todos sus recuerdos a partir de los 12 años. Sólo conserva imágenes de la niñez: ni su trabajo académico, ni su matrimonio, ni sus relaciones sociales forman parte de su memoria. Empieza entonces un peculiar itinerario para rehacer su vida, que le llevará a dejar el hogar, a someterse al audaz experimento neurológico del doctor Ray Malcom, un carismático científico, y a volver a sus raíces. En este periplo, un verdadero descubrimiento de la soledad, acaba planteándose el sentido de recuperar los recuerdos perdidos, que parecen sugerir una vida poco acorde con la plácida niñez conservada en la memoria.

La novela pretende ser una reflexión sobre la importancia de los recuerdos, el papel de la memoria en los afectos y la voluntad. Junto a esto, toca temas como la barbarie nuclear o las fronteras de la experimentación médica. Esta amplitud de objetivos resulta algo excesiva, y aunque el planteamiento es sugerente, la trama no está a la altura de la potencialidad temática, y el libro acaba perdiendo el hilo narrativo en algunos pasajes y resulta tedioso en otros.

Nicole Krauss es una prometedora novelista norteamericana, que hizo su debut literario con esta novela, aunque se estrenó en nuestro país con su segunda obra, La historia del amor, más lograda que su ópera prima.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares