Llámalo sueño

TÍTULO ORIGINALCall it Sleep

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alfaguara. Madrid (1990). 544 págs. 3.480 ptas.

La muerte de Henry Roth ha vuelto a poner de actualidad su primera novela publicada, Llámalo sueño, aparecida en Nueva York en 1934 y muy bien recibida por la crítica. Hijo de padres judíos que emigraron desde el imperio austrohúngaro, Roth nació en Nueva York en 1906. Considerado como el precedente de toda una generación de narradores judío-americanos -como S. Bellow, J.D. Salinger y B. Malamud-, Roth es un escritor sólido, mitad europeo, mitad norteamericano en su concepción narrativa.

La obra relata la historia de David, un niño judío que vive en los barrios pobres de Nueva York. Hijo único de un padre psíquicamente inestable y de una madre muy protectora, que apenas comprende el idioma y el carácter del país en el que vive, el protagonista crece sintiéndose confuso e inseguro. Sus compañeros de juegos, mucho más despabilados que él, le producen temor y admiración a la vez. Casi siempre solitario, David observa y trata de comprender. Pero comete continuos errores y sufre por el choque entre su delicada sensibilidad y un mundo rudo e inestable.

La acción, muy extensa, desarrolla de modo paralelo el análisis psicológico del proceso de maduración del personaje y la descripción costumbrista del ambiente que le rodea, en casas de vecindad habitadas de modo casi exclusivo por judíos asquenazís, recientemente emigrados. El autor resalta sobre todo su particular lenguaje. Este recurso, el más singular en el aspecto formal, hace que la obra encierre ciertas dificultades de lectura.

La novela presenta una historia densa, compleja, muy elaborada tanto de estilo como de contenido. La simplicidad externa del argumento, de trivialidades cotidianas, es sólo una apariencia tras la que pronto se descubre un entramado de contradicciones y angustias. Vistas a través de una mente infantil, producen el efecto de una amarga pesadilla.

En 1992, Henry Roth publicó las cien primeras páginas de una extensa novela autobiográfica, que tenía la intención de ser la continuación, con un estilo más moderno, de Llámalo sueño. A merced de una corriente salvaje formaría parte de la novela inacabada Memorias en forma de novela. (Ver servicios 23/91 y 164/92).

Juan Domínguez

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares