La última del cadalso

Encuentro. Madrid (2009). 98 págs. 15 .

Gertrud von Le Fort (1876-1971) es una escritora alemana, protestante de nacimiento que entró en la Iglesia católica en 1926, dos años después de haber publicado sus Himnos a la Iglesia. Había estudiado historia, filosofía y teología protestante en Heidelberg, Marburgo y Berlín. En 1928 publicó también la novela autobiográfica El velo de Verónica, que culminará dieciocho más tarde con La corona de los ángeles.

El elemento biográfico está también presente en esta obra. En 1930 -según una de las versiones-, Le Fort estuvo alojada en un convento donde le prestaron un libro para que se distrajera. Este contenía la historia de las carmelitas de Compiègne, condenadas a la guillotina en Grève en 1794, durante la Revolución Francesa. Dos años después de esta lectura aparecía La última del cadalso. Esta historia dará lugar también a la obra de teatro de Georges Bernanos Diálogo de carmelitas (1952). Sin embargo, en la versión de la escritora alemana, hay una mayor profundidad psicológica y religiosa. La novelista imaginó la vida de una novicia (la casi homónima a la autora Blanca de la Force) que dio muestras de debilidad en la persecución. Ahí se cuenta el heroico martirio de las dieciséis carmelitas, quienes, bajo la dirección de su madre superiora, Madeleine-Claudine Lidoine en la novela, tomaron el camino de la guillotina, mientras iban cantando el himno Veni, Creator Spiritus.

Esta pequeña novela contiene la profundidad de un alma femenina y alemana al contemplar estos tristes hechos. La obra y el final son sorprendentes: el miedo, reacción natural ante lo incierto, son magnificados en la débil y trémula figura de Blanca de La Force. Contrastan con su carácter asustadizo las recias figuras de la maestra de novicias, sor María de la Encarnación, y las demás monjas.

En esta obra, Gerturd von Le Fort más que narrar la historia de la ejecución de estas heroicas religiosas, se centra en la batalla del alma de esta novicia, quien a veces parece dar muestras de caer en el miedo y la desesperación. El misterio de Blanca permanece oculto a los ojos de la mayoría de las demás religiosas. Sin embargo, queda al mismo tiempo claro que la fortaleza de estas mujeres tiene una fuente por encima de la voluntad humana.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares