La sociedad invisible

Daniel Innerarity

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Espasa Calpe. Madrid ( 2004). 227 págs. 18,90 €.

En la estela de dos obras anteriores (“Ética de la hospitalidad”, 2001, “La transformación de la política”, 2002), Daniel Innerarity (Bilbao, 1959) continúa en “La sociedad invisible” su intento de pensar la articulación de ética, política y sociedad en el tiempo presente.

En este ensayo (Premio Espasa de Ensayo 2004), mucho más pegado que los anteriores a nuestra experiencia social, son objeto de la mirada atenta del autor los flujos migratorios, la interacción de los medios de comunicación con la actividad política, las características de las nuevas guerras, el creciente sentimiento de inseguridad de los hombres y mujeres de Occidente, el significativo aumento de los servicios secretos de inteligencia, la redefinición de las unidades políticas, el nuevo significado que el territorio tiene en la vida de los individuos y de las colectividades…

El atractivo del ensayo no se reduce al de las cuestiones abordadas, sino al peculiar punto de vista que el autor aporta, casi siempre imprevisible y casi nunca tópico. El lector tiene en ocasiones la impresión de asistir a un espectáculo de prestidigitación, en el que los fenómenos que habitualmente percibe de una manera pasan a ser contemplados convincentemente de un modo novedoso, lo cual es congruente con la tesis de fondo que mantiene el autor: la invisibilidad de la sociedad consiste en que lo que realmente ocurre apenas resulta accesible a los conceptos y categorías a los que estamos acostumbrados. Casi nada es como tendemos a pensar.

Innerarity, profesor de Historia de la Filosofía en la Universidad de Zaragoza, advierte la complejidad e incertidumbre de la sociedad contemporánea: “Vivimos, sin duda, en una sociedad que escapa de nuestra comprensión teórica y de nuestro control práctico en una medida más inquietante que en otras épocas menos perplejas de sí mismas”. Es un mundo menos claro, pero que ofrece más oportunidades de libertad: “El desmoronamiento del mundo territorialmente delimitado, ideológicamente polarizado y administrado por una burocracia exacta ha dado al traste con determinadas esperanzas, pero también se ha llevado consigo las peores ilusiones, revelando la compleja realidad de la sociedad”.

Para entender la sociedad en que nos movemos, no basta tener más datos cuantitativos, sino que hacen falta sobre todo nuevas interpretaciones. El mérito de Innerarity estriba en innovar formas de ver y verbalizar un mundo extraordinariamente complejo y dinámico, en el que se da la extraña circunstancia de que no alcanzamos a ver lo que tenemos ante nuestros ojos. En fin, el presente ensayo constituye un sostenido ejercicio de lucidez, propio de la función crítica que el autor reivindica para toda filosofía social que aspire a serlo de veras.

Francisco Santamaría

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares