La Sala del Crimen

TÍTULO ORIGINALThe Murder Room

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ediciones B. Barcelona (2003). 506 págs. 21 €. Traducción: Ana Alcaina.

En esta novela -la decimosexta- de P.D. James, el detective Dalgliesh entra de nuevo en acción para investigar unos asesinatos perpetrados en el museo Dupayne. Dedicado a los años de entreguerras, este pequeño museo privado acoge, además de obras de arte, biblioteca y archivo, una inquietante Sala del Crimen donde se exponen los casos más sonados de la época. Sin embargo, una amenaza se cierne sobre la existencia del museo y los encargados de su funcionamiento, los hermanos Dupayne, fideicomisarios de la herencia del padre, fundador del museo.

La trama está bordada con precisión y una colorista descripción de situaciones y personalidades. Tiene un ritmo lento, moroso; lo realmente importante es la gran cantidad de pistas que la autora va dejando, en un juego implícito con el lector, que se convierte así en un detective dispuesto a resolver el caso. La novela es buena en su género, con los matices que la autora aporta a la construcción de la trama. Habrá lectores a los que la lentitud del relato y la aparente falta de acción les resulten cargantes. Sin embargo, ésta es una investigación psicológica; para descubrir al asesino hay que seguir las pistas e intentar conectarlas con la mentalidad de los personajes.

La Sala del Crimen es una buena novela para los aficionados al género y también recomendable para todos aquellos que quieran disfrutar de la lectura como mero placer y evasión.

Gervasio Fernández