La raya permeable

DG Ediçioes.

Linda-a-Velha (2013).

184 págs.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Crítico, psiquiatra y escritor, Ángel García Prieto ha publicado varios libros de viajes dedicados la mayoría a Portugal, país del que es todo un experto tanto de sus tradiciones y literatura como de su música y paisajes. De hecho, ha escrito un libro sobre el fado y otros sobre diferentes y entrañables lugares del país vecino. Este nuevo libro, que lleva como subtítulo “Viajes por la frontera hispano-portuguesa”, lo ha escrito con la colaboración de Fermín Rodríguez Gutiérrez, catedrático de Geografía de la Universidad de Oviedo.

El motivo de este libro es describir diferentes ciudades y pueblos españoles y portugueses de la zona fronteriza entre España y Portugal. El recorrido es de norte a sur, desde la zona de la desembocadura del Minho, pasando por Tras-os-Montes, Zamora, Salamanca, las Beiras portuguesas, el Alentejo, Extremadura… hasta el Algarve portugués que limita con la desembocadura del río Guadiana. La popular raya, 1.292 kilómetros, ha sido siempre una frontera invisible, muchas veces “informal y laxa”, que ha facilitado el trasvase y la mezcla de lenguas, tradiciones y culturas.

Si en otros momentos históricos los dos países han reafirmado sus posesiones en este territorio fluctuante, que dio pie también a no pocos encontronazos, hoy día los límites son muy subjetivos y las relaciones, en muchos casos, amigables y muy intensas. Se comparten objetivos, costumbres y hasta el idioma, sin perder cada país unas señas de identidad que, a veces, para remarcar las diferencias, son más acusadas de lo habitual.

Para los lectores españoles, este libro, como otros de Ángel García Prieto, es una excelente oportunidad para descubrir lugares y pueblos portugueses sorprendentes y poco conocidos; es una lástima que muchos españoles siguen viendo a Portugal como un país cercano y hermético a la vez, del que en muchas ocasiones solo conocen los lugares más convencionales y turísticos. Por ejemplo, en este libro se habla de lugares tan atrayentes como el pueblo de Caminha, en la desembocadura del río Miño; el Palacio de Brejoeira, también en la zona del Miño; el pueblo de Melgaço, cuna del vino albariño; la ciudad de Chaves y los balnearios que se sitúan en las proximidades del río Támega; los arribas del Douro; Casa Mateus, cuna de los populares vinos portugueses; o el pueblo de Marvao, que pasa por ser el más espectacular de Portugal.

Los autores proporcionan la justa información de estos lugares, destacando sus aspectos más sobresalientes desde el punto de vista histórico y cultural, sin avasallar con los datos y la información. En diferentes momentos, detienen el ritmo del libro para introducir un paréntesis dedicado a algún autor portugués o español que tiene que ver con las tierras que describen: Camilo Castelo Branco, Miguel Torga, Fernando Namora, Julio Llamazares, José Jiménez Lozano o el gallego Domingo Villar. En sus comentarios destacan también algunos monumentos indispensables o ciertas curiosidades idiomáticas. Me ha sorprendido, por ejemplo, la mención al mirandês o Lhíngua Mirandera, idioma de origen astur-leonés, parecido al leonés y bable, que hablan unas 15.000 personas en el Concejo de Miranda do Douro y Vimoso. Otro resto idiomático es la Fala de Xátima, que emplean los tres mil habitantes de los pueblos de la raya de Valverde del Fresno, Eljas y San Martín de Trebajo. O el barranqueño, dialecto románico mezcla de portugués y castellano con modismos y acento extremeño-andaluz, que se habla en el pueblo de Barrancos.

La raya permeable es, pues, un libro de viajes que permite descubrir destinos, itinerarios, lugares desconocidos y perdidos; que ayuda también a contemplar de otra manera la idiosincrasia que se vive en la raya, singular zona de borrosas personalidades; y también facilita el conocimiento mutuo de dos países que, estando tan cerca, tantas veces se han dado la espalda sin cruzar la raya.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares