La piedra angular

TÍTULO ORIGINALLa pierre angulaire

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Destino. Barcelona (2002). 512 págs. 19,25 €. Traducción: María Barbeito.

En pleno auge de las novelas históricas medievales, Destino rescata la novela que, en su día, fue saludada como la mejor dentro de este género: La piedra angular (1953), de la rusa de lengua francesa Zoé Oldenbourg (San Petersburgo, 1916).

La historia que se despliega en La piedra angular acontece a principios del siglo XIII y atañe a una familia de la nobleza de la Champaña francesa. Arranca con una doble trama que se alterna a lo largo de más de 500 páginas. Por un lado, Ansiau, el patriarca del clan, sale de Troyes rumbo a Tierra Santa, en una peregrinación encaminada a encontrar la tumba de su primogénito, muerto en la Cruzada. Por otro, llega a Troyes procedente de Normandía, el joven Haguenier, nieto de Ansiau, a quien su padre, Herbert el Gordo se propone armar caballero y encontrar esposa. La novela tiene un desarrollo itinerante: la marcha del viejo Ansiau Ródano abajo hasta Marsella y su posterior embarque a Palestina, y un escenario más estático: los episodios protagonizados por Haguenier por tierras de la Champaña.

En ambas líneas argumentales, los dos personajes, el anciano y el mozo, ponen a prueba sus fuerzas físicas y morales: el primero renunciando al mundo y buscando la expiación de sus culpas en su peregrinaje a Jerusalén. El otro, luchando por zafarse del destino trazado para él por un padre cruel y despótico y entregándose a un ideal caballeresco guiado por su dama.

Aspectos políticos, sociales y espirituales confluyen en la historia y son tratados sin concesiones a visiones idílicas de un medievo imaginario. Ingredientes que constituyen el panorama en el que la autora dibuja la trayectoria personal, la historia de una búsqueda por parte de las dos figuras principales: Ansiau y Haguenier. Oldenbourg recrea la brutalidad propia del mundo feudal. Perversidad y nobleza de sentimientos conviven en idénticos escenarios. La obra de Zoé Oldenbourg está viviendo un merecido proceso de recuperación que se manifiesta en la reedición de algunas de sus novelas más importantes, publicadas hace medio siglo, y en el renovado interés de la crítica.

Margarita Sánchez

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares