La pasión turca

Antonio Gala

Planeta. Barcelona (1993). 346 págs. 2.200 ptas.

A lo largo de 1993, Antonio Gala ha publicado dos libros (La pasión turca, El águila bicéfala) que han tenido notable éxito de ventas y la benévola acogida de algunos críticos, no todos.

La pasión turca es una historia de sexo, alfombras y droga que, según se podía esperar, transcurre en Estambul, aunque la acción arranque de un lugar tan poco previsible como es Huesca. Una malcasada, joven e inquieta, viaja con su marido y otros amigos a Turquía. Allí, inesperadamente, descubre el erotismo gracias a Yamán, un guía turístico. Al regreso, abre una tienda para vender las alfombras que su amante le envía, secretamente impregnadas de droga, y por fin huye a Estambul para reunirse con él. Allí se da cuenta, poco a poco, de que el hombre de sus sueños presenta unas facetas reales poco gratas y este descubrimiento acaba por llevarla al suicidio, del que, por pocas horas, no consigue rescatarla un antiguo novio, ahora agente de la CIA.

Tan folletinesco argumento da lugar a una acción inverosímil, por la que deambulan unos personajes abrumadoramente tópicos. Las fantasías sexuales de la protagonista resultan más bien ridículas. Lo que se quería presentar como sublimación erótica y refinamiento sensual, no es sino un subproducto de literatura comercial, muy pobre en recursos artísticos, aunque, eso sí, bien surtido de pornografía.

Pilar de Cecilia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares