La caída del imperio maya

TÍTULO ORIGINALThe Fall of Ancient Maya. Solving the Mistery of the Maya Collapse

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Destino. Barcelona (2003). 479 págs. 24 €. Traducción: Ferran Meler-Orti.

Como se ve por el título original, no se habla de imperio, porque los mayas nunca lo fueron, nunca hubo una verdadera concentración política de los numerosos reinos. La zona, como se sabe, es, aproximadamente, la península de Yucatán, la actual región de Chiapas y Guatemala. El tiempo: hay cultura maya desde varios milenios antes de Cristo, pero el periodo clásico temprano es en torno al siglo V d.C., el clásico tardío entre los siglos VI y VII; el colapso se produce después del siglo IX.

En realidad, lo de menos, casi, es explicar por qué el colapso. Lo de más es la minuciosa, certera y casi exhaustiva explicación que Webster da de la civilización maya, tan sencilla en algunos aspectos y tan compleja en otros. Es una prueba más de que la historia, ninguna historia, puede ser simplificada. La escritura, la escultura, la arquitectura de los mayas es a veces de tal perfección que queda bastante desfasado pensar que toda la belleza se dio en Europa, en los griegos.

Estos estudios en extensión y en profundidad contribuyen a ampliar la mirada humana, a advertir la unidad en la diversidad. Porque, por ejemplo, algunas de las posibles causas del ocaso de esta civilización -las guerras, las ambiciones- son comunes a todo el género humano.

En el libro, de paso, hay otras muchas interesantes observaciones. Así, para ilustrar la posibilidad de una enfermedad epidémica o pandémica, Webster recuerda que “en el plazo de tres generaciones el grueso de la población azteca en el valle de México quedó reducida en un 90%, debido al efecto causado por ésta (la viruela) y otras enfermedades extranjeras”. Por si sirve para acabar con el viejo tópico de las matanzas de aztecas a manos de los españoles.

Rafael Gómez Pérez

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares